El telegrama manipulado que provocó la guerra franco-prusiana

En 1868 Isabel II de España se exilió en tren partiendo de San Sebastian y el trono de España quedó sin rey o reina que lo ocupara. Poco después el gobierno español comenzó a buscar por Europa un sustituto, y uno de los candidatos era el príncipe Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen. Aunque la cosa no llegó a buen puerto, hubo un tiempo en el que se dio por hecho que Leopoldo sería el rey de España.

Francia, una historia de la Galia a De Gaulle, de John Julius Norwich

En los últimos días ya les he comentado en alguna ocasión que estaba leyendo el libro sobre la historia de Francia, escrito por John Julius Norwich, y publicado no hace mucho por Ático de los libros. Es un texto muy interesante y que cumple sobradamente el nada fácil empeño de reducir a algo más de 400 páginas siglos de historia de un país que es esencial en la historia de Europa y que además, supongo

Han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina

En realidad no es complicado que hayan muerto más reyes franceses de cualquier cosa que en la guillotina, porque tan sólo uno de ellos murió de ese modo. Ese triste final lo tuvo Luis XVI el 21 de enero de 1793. Esto no es sorprendente. Lo es más saber que han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina. Lo de los franceses y el tenis viene de mucho antes de Roland

Juan II de Francia viajó a Londres por honor para que lo hicieran preso

El honor y la palabra dada se suele asociar con las virtudes básicas del caballero medieval, y así era el ideal, aunque la realidad era a menudo otra. La guerra, la crueldad y la ley del más fuerte eran cuestiones que estaban por encima de los ideales virtuosos en muchos casos. Pero a veces esa creencia en el honor y en la palabra dada resplandecía, aunque el precio a pagar a cambio fuera enorme. Este

Duelo a espada entre dos diputados en Francia en 1967

Juan Carlos I, el entonces rey de España sin más adjetivos, soltó el 10 de noviembre de 2007 su famoso ¿Por qué no te callas? Se lo espetó al presidente venezolano Hugo Chávez en una cumbre iberoamericana y a pesar del tenso momento, la cosa no llegó a más y, si no recuerdo mal, acabaron haciendo las paces con el tiempo. Tan sólo cuarenta años antes unas palabras semejantes acabaron algo peor. Fueron el detonante

¿Arde París? La respuesta fue la Marsellesa

La Segunda Guerra Mundial dejó muchas ciudades dañadas cuando no casi arrasadas, por unos u otros medios. Algunas localidades hasta desaparecieron del mapa, como la famosa Lídice. Dresde es uno de los casos paradigmáticos, pero también podríamos citar a Hiroshima, Londres o el mismo Berlín. París, en cambio, parece que se libró de acabar arruinada gracias a un nazi, gracias a Dietrich von Choltitz. Cuando preguntaron:¿arde París? La respuesta fue la Marsellesa. El 25 de