Curistoria - Curiosidades de la historia #Curistoria

Destacados

[Etiqueta_a_destacar]

El experimento de Galileo Galilei que realizaron los astronautas del Apolo 15

23:01
El experimento de Galileo Galilei que realizaron los astronautas del Apolo 15

Hace dos días, el 20 de julio, se conmemoraba la llegada del hombre a la Luna. Se cumplían, por tanto, 49 años desde que Armstrong mencionó aquella frase del gran salto para la humanidad. Esto me lleva a pensar que el año que viene, cuando se cumplirá el medio siglo, será un gran año para recordar la hazaña, y seguro que habrá libros sobre el tema, miles de artículos y quién sabe si alguna película. Pero no es esta misión, la Apolo 11, la que nos ocupa hoy, sino una posterior, la Apolo 15. Si el año que viene se unirán por una línea imaginaria 1969 y 2019, para hablar del primer viaje a la Luna, en 1971 la misión Apolo 15 unió ese año, de manera más directa, con casi cuatro siglos atrás, con el comienzo del siglo XVII.

En aquel tiempo vivió Galileo Galilei, que nació en 1564 y falleció en 1642. El gran astrónomo, una de las cabezas brillantes de la historia de la ciencia, como demostró cuando utilizó su pulso para medir el tiempo. La intuición nos dice que los objetos más pesados caen más rápido, pero lo cierto es que no sería así en determinadas condiciones, que por otra parte son las condiciones más puras. Eso lo supo ver Galileo aunque no tenía forma directa de comprobarlo. Lo que decía Galileo era que dos objetos, pesaran lo que pesaran, si se soltaban desde una misma altura, llegarían al suelo en el mismo momento, siempre que no hubiera rozamiento o resistencia del aire. El italiano sostuvo este razonamiento en torno al año 1600, y por lo tanto no había forma de comprobarlo.

Durante la misión del Apolo 15 quisieron homenajear a Galileo Galilei y realizaron la prueba que había propuesto el renacentista en su tiempo. Aprovechando que en la Luna no hay atmósfera y que por lo tanto no está ahí el aire para servir de freno, de elemento de fricción, el astronauta David Scott llevó a cabo el experimento y además lo retransmitió en directo.

Tomó un martillo de 1,32 kilogramos de peso terrestre, y una pluma de halcón, que en la tierra pesaba unos 30 gramos. Colocó ambos, sujetándolos con sus manos, a poco más de metro y medio de altura y los soltó. Pasó lo que Galileo dijo que pasara, llegaron al suelo en el mismo momento. En el colegio nos lo contaron situando el experimento en la torre de Pisa y no en la Luna, pero lo cierto es que Galileo estaba en lo cierto.

En el siguiente vídeo puede ver el experimento llevado a cabo por Scott (Nota: si leen esto por email, es posible que el video no se vea. Vayan a la entrada para verlo).

El experimento de Galileo Galilei que realizaron los astronautas del Apolo 15 El experimento de Galileo Galilei que realizaron los astronautas del Apolo 15 Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:01 Rating: 5

Mi vida con Goebbels, de Brunhilde Pomsel y Thore D. Hansen

13:29
Mi vida con Goebbels, de Brunhilde Pomsel y Thore D. Hansen

Brunhilde Pomsel nació en Berlín en 1911 y falleció el año pasado. Ya al final de su vida se hizo popular al saberse su participación en la Alemania nazi como secretaria en el ministerio de Propaganda, trabajando muy cerca de Goebbels. La narración de la parte de su vida que coincidió con el nazismo, es lo que recoge en gran parte el interesante libro Mi vida con Goebbels, publicado por Lince Ediciones. La otra parte del libro es una reflexión de Thore D. Hansen, un escritor experto en comunicación, sobre los paralelismos entre la Alemania en la que creció el nazismo y la situación actual de ese país, y también de Europa.

Como en todas las autobiografías, uno debe ser algo escéptico sobre lo que cuenta el protagonista. En algunas autobiografías, al hablar de uno mismo el autor miente, y en otras, no miente, pero su propia cabeza construye una realidad que no fue, primando unos recuerdos frente a otros. Dicho esto, lo cierto es que la parte más interesante del libro es cómo Pomsel explica la serie de coincidencias y hechos sin importancia y fuera de su control que la llevaron al ministerio de Propaganda nazi, con Goebbels al mando, y sus pensamientos al respecto. Sus pensamientos sobre el entorno y sobre su propia vida y decisiones.

Según cuenta ella en el libro, no fue exactamente la secretaria de Goebbels, sino que era una más de varias, aunque su capacidad como taquígrafa la llevaron a ser una de las imprescindibles y más demandadas. La casualidad, como decía, la llevó de trabajar para una empresa de seguros dirigida por un judío a acabar cenando, al menos en una ocasión, sentada al lado de Goebbels, en agradecimiento por su trabajo y por aguantar las penurias de la guerra. Gracias a un contacto, entró a trabajar en la radio oficinal de Reich y de ahí pasó al ministerio de Goebbels. Sobrevivió a la guerra y pasó los últimos días en el bunker del ministerio, cerca del de Hitler. Fue capturada por los rusos y pasó unos años en un campo de prisioneros, tras lo cual volvió a la vida activa en Alemania.

Sin mucho detalle, y sabiendo que son los recuerdos de una dama centenaria, los hechos y pensamiento que selecciona Pomsel para exponer la vida en la Alemania de los años 30 y cómo el nazismo se hizo con el poder son la parte más interesante. De nuevo, aparece el no sabíamos nada, o creíamos lo que nos decían. Claro que sabían lo que ocurrió en la noche de los cristales rotos, que los judíos estaban siendo deportados, que se les discriminaba brutalmente... pero mirar hacia otro lado les permitía vivir y ganarse la vida. ¿Qué podían hacer ellos? Salir del pozo de pobreza en el que habían pasado unos años terribles era su prioridad.

Esa es la parte de peso del texto, ya que Pomsel no tuvo nada que ver con la guerra, las decisiones de Goebbels o cualquier otro aspecto relacionado de primera mano con el nazismo. Es más la visión de una alemana normal, por mucho que trabajara en el ministerio cerca de Goebbels, que información sobre el pode nazi desde dentro.

Para cerrar el libro, Thore D. Hansen, toma la experiencia de Pomsel y su visión de la Alemania de los años 30 para hacer paralelismo con la situación actual, no tanto para alertar sobre los peligros de nazismo, sino para exponer como la falta de interés por la política, siempre que las consecuencias personales no sean graves, junto con la desesperanza, pueden llevar al poder a los peores partidos políticos.

Como repite la señora Pomsel varias veces en el libro, la política no le interesaba, sólo buscaba vivir su vida, sin hacerse muchas preguntas. Esta es la lección principal del libro, creo yo, y en la que insiste Hansen en su análisis. Una lectura interesante, este Mi vida con Goebbels.
Mi vida con Goebbels, de Brunhilde Pomsel y Thore D. Hansen Mi vida con Goebbels, de Brunhilde Pomsel y Thore D. Hansen Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 13:29 Rating: 5

Hugo Boss no diseñó los uniformes nazis

0:07
Hugo Boss no diseñó los uniformes nazis

Se dice habitualmente que la marca de ropa Hugo Boss diseñó algunos de los uniformes de los nazis. Esto probablemente no fue así, o al menos no en la magnitud que se le atribuye a Boss. Lo cierto es que su fundador, Hugo Ferdinand Boss, apoyó al partido de Hitler, lo que le procuró a lo largo de los años en los que este se mantuvo en el poder, acceso a contratos, a disponer de condenados a trabajos forzosos en sus fábricas y a algunas otras prebendas.

Está comprobado y admitido que sus fábricas contaron con decenas de prisioneros polacos y franceses, por supuesto, no como trabajadores contratados, sino como mano de obra explotada. Hugo Ferdinand Boss, el creador de Hugo Boss, era afín al nacionalsocialismo y acabó por lanzar su empresa gracias a la producción de los uniformes del NSDAP, el partido de Hitler, al que también se afilió. Durante la guerra, los uniformes de las Waffen-SS y algunos de la Wehrmacht también salieron de su empresa. Todo esto, como decía, es conocido y tampoco es algo excepcional, ya que la lista de empresas que colaboraron con el nazismo es inmensa, como no podía ser de otro modo. Pero producir los uniformes no es lo mismo que diseñarlos, y si bien la empresa reconoce la producción, no queda claro que se tuviera un papel destacado en el diseño.

En la propia página de Hugo Boss, la empresa actual, se hace un repaso a aquellos años, con un texto escrito por historiadores independientes. En él explican los motivos de Boss para apoyar al nazismo en los años 30, que no difieren mucho de los motivos clásicos que se argumentan para explicar como el nazismo se hizo con el poder pasando por las urnas: la lucha contra el paro y la precariedad en Alemania, principalmente. Formar parte del grupo del nazismo, por otra parte, le daba acceso a Boss a ciertos contratos.

Uno de los primeros encargos importantes, a mediados de los años 30, fueron las camisas marrones que llevaban los miembros del NSDAP, el partido de Hitler. Las SA, las SS y las Juventudes Hitlerianas vistieron uniformes producidos por Hugo Boss. En la imagen siguiente se puede ver cómo la empresa progresó con el paso de los años, mientras los nazis ganaban terreno y afines, y con esos afines, crecía la necesidad de uniformes con los que dotarlos. Los diseños, no obstante, no consta que se hicieran por parte del fabricante, lo que lleva a pensar que fueron diseñados por otros y encargados a Hugo Boss.
Ventas de Hugo Boss
(Ventas de Hugo Boss)
Ese informe de Hugo Boss expone que 140 trabajadores forzosos, la mayoría de ellos mujeres, además de 40 prisioneros de guerra franceses, estuvieron en las fábricas de Hugo Boss en los años 40. Ya en los años 30 la producción y las ventas se vieron empujadas por los pedidos de uniformes nazis, pero al llegar la guerra las necesidades crecieron aún más. Los trabajadores alemanes preferían industrias más tecnológicas y avanzadas, con salarios más elevados, y la producción textil tenía ciertos problemas para encontrar mano de obra. Ni que decir tiene, que es más barato un prisionero que un trabajador al que hay que pagarle un sueldo. Y Boss se aprovechó de la situación.

Se llegó a construir un campo donde los trabajadores vivían y hay cierta controversia sobre las condiciones del mismo. En cualquier caso, no serían las ideales, sin duda.

Dicho todo esto, lo que sí es cierto es que, como decía, Hugo Boss, como empresa, fue una de tantas empresas que colaboraron con el nazismo, de las cuales algunas siguen en activo.
Hugo Boss no diseñó los uniformes nazis Hugo Boss no diseñó los uniformes nazis Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 0:07 Rating: 5

¿Cuándo y por qué se inclinó la Torre de Pisa?

23:29
¿Cuándo y por qué se inclinó la Torre de Pisa?

Si la pregunta es ¿cuándo comenzó a inclinarse la Torre de Pisa?, la respuesta podría ser: pronto, muy pronto. No se proyectó inclinada, aunque viendo que el éxito que precisamente ha venido por ese detalle, quizás se hubiera hecho de haberlo sospechado.

Comenzó a levantarse en el siglo XII, en agosto de 1173. La primera planta se levantó, flamante, con sus arcos ciegos y su mármol blanco. Cinco años después, cuando se habían levantado tres de los ocho pisos proyectados, comenzó a inclinarse. La inestabilidad del suelo y la poca profundidad de los cimientos eran una condena para la verticalidad. Por suerte, la historia ayudó.

Se paró la obra, y las guerras en la zona, que tuvieron entretenidos a los pisanos, dejaron reposar el proyecto y los cimientos, que se asentaron un poco mejor sobre el suelo. Quizás, de no haber ocurrido esto y de haber continuado la obra sin ese parón de casi un siglo, ahora en la zona habría restos de cascotes de mármol y poco más. En realidad, si la torre hubiera caído, el material hubiera sido reaprovechado en otras construcciones, por lo que no tendríamos nada.

Cuando casi un siglo más tarde se puso de nuevo el proyecto en marcha, se tuvo en cuenta la inclinación y los nuevos pisos trataron de corregirla, dando más peso a la cara sur que a la cara norte. Hacia esta última, por cierto, era hacia donde se inclinaba. La solución no funcionó y el problema se movió de norte a sur, sencillamente. Los nuevos cuatro niveles, que hacían en total siete pisos en la torre, llevaron el sentido de la escora hacia el sur.

En 1372, dos siglos después de poner las primeras piedras, se dio por concluida la torre con el campanario de Tommasso di Andrea Pissano. Los 55 metros de altura amenazaban y amenazan con venirse abajo, pero lo cierto es que lo últimos 750 años ha aguantado. Desde finales del siglo XIV, fue ganando inclinación lentamente, a un par de milímetros al año.

Muchos han sido los proyectos y las ideas que han puesto sobre la mesa para intentar asegurar la torre, pero se han descartado. Incluso se pensó en echarla a abajo durante la Segunda Guerra Mundial. En los años 60 del siglo pasado, se hizo un llamamiento internacional en busca de propuestas para atajar el problema. Una de ellas se llevó a cabo. Lo que se hizo fue extraer tierra del subsuelo del lado norte, el opuesto a la inclinación actual, y parece que funcionó, ya que con el paso de los años ha recuperado 40 centímetros de verticalidad, volviendo atrás por tanto unos 200 años de caída. De lenta caída.
¿Cuándo y por qué se inclinó la Torre de Pisa? ¿Cuándo y por qué se inclinó la Torre de Pisa? Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:29 Rating: 5

Cuatro descubrimientos arqueológicos para el 2018

22:56
Los manuscritos del Mar Muerto
(Los manuscritos del Mar Muerto)
Cada año, miles de científicos e investigadores trabajan duramente para dar con hallazgos y descubrimientos que los podrían catalogar como los siguientes Stephen Hawking de nuestra era. Por lo que es importante aplaudir sus grandes e incansables esfuerzos, sea cual sea su campo de investigación. Parte de esas investigaciones son descubrimientos arqueológicos.

Fantástica sepultura en Grecia
La tumba de un guerrero asesinado por una espada ha sido descubierta en Grecia. Se sabe que al menos otras cuatro personas fueron enterradas con el guerrero. Estas cinco personas habían sido sepultadas con anillos de plata y oro, una daga decorada con oro, espadas con mango de marfil y otros artefactos.

Sin embargo, aún no se ha oído hablar públicamente de la localización de este descubrimiento, ya que la zona de la tumba ha sido asaltada por saqueadores. Los arqueólogos no han querido revelar ninguna información sobre la ubicación de la tumba hasta que las excavaciones estén terminadas y el sitio este mejor protegido.

En 2018, la seguridad podría mejorar lo suficiente como para que se discuta con más detalle este descubrimiento. Hasta ahora, no se han publicado imágenes, ni la ubicación del sitio o más información.

Cuevas de Qumrán
(Cuevas de Qumrán)
¿La 13ª cueva de los Pergaminos del Mar Muerto?
En 2017, se había encontrado una nueva cueva relacionada con los Pergaminos del Mar Muerto cerca de Qumrán. La cueva había sido saqueada en los años 50 o 60. Aún así, los arqueólogos encontraron un pergamino en blanco cuando se hicieron las excavaciones. Esta es la duodécima cueva encontrada cerca de Qumrán que una vez contenía Pergaminos del Mar Muerto.

El descubrimiento fue noticia en todo el mundo; sin embargo, es imposible que este hallazgo sea el final de esta historia. El equipo de investigación está estudiando otras cuevas que podrían contener otros Pergaminos del Mar Muerto. Por lo tanto, no sería sorprendente ver que en 2018 se haya descubierto una nueva cueva con más restos y documentos.

Descubrimientos de sitios prehistóricos en Arabia Saudí
En 2017 se hicieron descubrimientos de sitios prehistóricos en Arabia Saudí. Se había informado sobre el hallazgo de 46 yacimientos prehistóricos, algunos de ellos de más de un millón de años de antigüedad.

Más adelante ese mismo año, otro equipo arqueológico descubrió 400 misteriosas estructuras rectangulares llamadas “puertas” en Arabia Saudí, y pocos días días, el equipo fue invitado a realizar investigaciones sobre el sitio. En 2018 podemos esperar conocer nuevos hallazgos de sitios prehistóricos, así como descubrimientos de períodos más recientes, en Arabia Saudí.

Valle de los Reyes
En los últimos años se han realizado muchas investigaciones en el Valle de los Reyes de Egipto, y es posible que este año escuchemos de nuevos hallazgos en el gran valle.

En el verano pasado, se informó de que unos arqueólogos habían identificado un sitio que contenía cuatro depósitos donde podría haber una tumba. Otros investigadores han estado realizando estudios en la parte occidental del Valle en los últimos años. Otro equipo ha estado analizando y publicando los descubrimientos de una tumba en el Valle donde se habían descubierto decenas de momias.

Dada toda esta actividad, es posible que el 2018 nos sorprenda con descubrimientos una nueva tumba en el Valle de los Reyes. Esta zona del mundo es fuente inagotable para los arqueólogos.
Cuatro descubrimientos arqueológicos para el 2018 Cuatro descubrimientos arqueológicos para el 2018 Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 22:56 Rating: 5

La isla de Palawan, el Alcatraz de los españoles en Filipinas

23:36
La isla de Palawan, el Alcatraz de los españoles en Filipinas

La isla de Alcatraz es mundialmente conocida gracias, principalmente, al mundo del cine. Aunque hoy es un lugar histórico y turístico, fue prisión federal durante tres décadas desde los años 30 del siglo XX. Una de las ventajas de la prisión es que es una isla, lo que añadía un nivel extra de seguridad. Si uno salía de la propia prisión, la bahía de San Francisco era el último muro antes de poder contarse como huido y libre. Pero esto de las islas prisiones ya lo hicieron los españoles mucho atrás, concretamente en Filipinas, aunque supongo que ese tampoco es el único caso.

Fernando de Magallanes llegó a Filipinas en 1521 y poco menos de medio siglo después, los españoles se asentaron allí. Miguel López de Legazpi fue el primer gobernador de la Capitanía General de las Filipinas y fundó varias ciudades a mediados del siglo XVI. El dominio español de las islas acabó en 1898, que como sabrán fue un mal año. Allí los españoles usaron una isla como prisión, aunque luego los estadounidenses, en 1902, fueron los que realmente la convirtieron en prisión oficial.

La isla en cuestión es la isla de Palawan, cuya capital sigue siendo hoy Puerto Princesa. En 1872 el lugar se convirtió en una cárcel sin paredes. Allí enviaban los españoles a los desterrados a los condenados al exilio en la zona, muchos de ellos por oponerse precisamente a la presencia española. No había mucho más en la isla que jungla y montañas, y allí eran abandonados. Algunos soldados y funcionarios acompañaban a los presos, pero básicamente el propio entorno y la isla, eran la prisión, donde quedaban olvidados, por otra parte.

Los norteamericanos oficializaron todo en 1904, cuando establecieron formalmente el lugar como un penal, siguieron con ese modelo. Los presos que enviaban allí mantenían una cierta libertad, pero siempre dentro de los límites de la isla. Hoy, el modelo sigue siendo eso. A la isla de Palawan se envían a condenados que llevan una vida con ciertas libertades por la isla, trabajando en granjas y viviendo al aire libre.
La isla de Palawan, el Alcatraz de los españoles en Filipinas La isla de Palawan, el Alcatraz de los españoles en Filipinas Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:36 Rating: 5

La impresionante historia de Fritz Haarmann, el carnicero de Hannover

23:31
La impresionante historia de Fritz Haarmann, el carnicero de Hannover

El carnicero de Hannover asesinó a decenas de personas, nadie sabe exactamente a cuántas y algunos apuntan al centenar. Acabó pidiendo que lo mataran, y se reconocía a sí mismo como El Exterminador. Fue un psicópata, un asesino en serie que nació en 1879 y murió en 1925. Entre esas dos fechas, el horror.

Alemania no pasaba por su mejor momento, tras la derrota en la Primera Guerra Mundial, y el hambre era un castigo, consecuencia del caos, la crisis económica y la posguerra. El estraperlo era un negocio y, como escribió Peter Englund: en 1918 todo era más delgado, más hueco y más flojo. Aquel entorno sirvió para que la mente perturbada de Haarmann encontrara un espacio para sus crímenes. Tras pequeños problemas con la justicia, como hurtos y contrabando... dio un pequeño paso y fue acusado de acosar a niños con fines sexuales. Cuando comenzó a trabajar como carnicero, el mercado negro le sirvió para ganar un dinero, también negro. Pero la carne escaseaba.

En noviembre de 1919 Haarmann convenció a un joven de 17 años para que lo acompañara a su buhardilla. El chico desapareció, y su familia denunció ese hecho ante la policía. Un confidente habitual declaró que lo había visto en compañía de Haarmann y la policía se presentó en su casa. Echaron un vistazo y no encontraron nada. Fue el primero de muchos que acompañaron al carnicero y desaparecieron. Con la promesa de algo de comida, las víctimas iban a su muerte como corderos al matadero.

Los detalles de lo que hacía Haarmann en su casa con los jóvenes son terribles, y van de la violación al canibalismo. Entre esos dos puntos, todo. Según parece, solía matarlos mordiéndoles en el cuello, arrancándoles la tráquea o la carótida. Una vez muertos, los descuartizaba, con ayuda de un cómplice, y vendía la carne por la ciudad, a buen precio, como si fuera de caballo o de algún otro animal. Una vez ganados esos marcos, que a su vez le permitían deshacerse de la mayor parte de los cadáveres, él y su cómplice, Hans Grans, se emborrachaban. Algunas partes de los cuerpos, como las cabezas, no se podía vender y se deshacían de ellas. Pero una calavera fue encontrada en el río por unos niños que jugaban.

Tras dragar el río, los restos de más de dos decenas de jóvenes fueron recuperados. Comenzó una investigación en busca de un asesino en serie que acabó llevando de nuevo a la policía a casa de Haarmann. Algunos restos y objetos personales de las víctimas destaparon el horror. El carnicero confesó todo, detalladamente, poniendo así fin al horror.

Durante 5 años la gente de Hannover estuvo comiendo carne humana sin saberlo, mientras el carnicero de Hannover hacía negocio con sus víctimas. En 1925, Haarmann fue ejecutado. Como verán, el sobrenombre de Carnicero de Hannover tiene doble significado, aunque también se le llama el Vampiro de Hannover.
La impresionante historia de Fritz Haarmann, el carnicero de Hannover La impresionante historia de Fritz Haarmann, el carnicero de Hannover Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:31 Rating: 5
>