Alfred Wallace, apostó contra que la Tierra es plana, ganó pero acabó perdiendo

Cada vez parece que están más de moda los terraplanistas, término que no existe en la RAE, esos tipos que aseguran que la Tierra es plana y que todo lo que afirma lo contrario es alguna conspiración extraña. La ciencia es clara al respecto, así como un montón de pruebas, y eso lo tenemos claro hoy. Pero hubo un hombre de ciencia, hace algo más de un siglo, eso sí, que perdió una importante cantidad

Diario de un resurreccionista, de James Blake Bailey

(Diario de un resurreccionista, de James Blake Bailey) Quizás a algunos de ustedes la palabra resurreccionista, o resucitadores, no les diga nada, pero si leemos el subtítulo del libro del que les estoy hablando, porque les estoy hablando de un libro, quedará todo claro: Una historia secreta e ilustrada de los ladrones de cuerpos y los anatomistas. Ahora ya saben el tema sobre el que trata el libro, sin dudas. Una auténtica maravilla de libro,

Los 10 mandamientos del gran estafador Victor Lustig

(Victor Lustig) Victor Lustig es uno de esos hombres cuya vida podría ser contada en el cine, sin muchas florituras, y aun así nos parecía un poco exagerada. Además, simpatizaríamos con él, porque en la pantalla los estafadores y ladrones de guante blanco siempre son bien recibidos. Si no, recuerden a Robert Redford y Paul Newman en El Golpe. Quizás ya exista esa película, después de todo. Nacido en 1890 en lo que entonces era

La Ley para la Protección de la Sangre y el Honor Alemanes

(Wilhelm Frick en su celda durante los juicios de Nuremberg) En 1935 Alemania era un país gobernado por el nazismo, pero también era un país culto, avanzado, con grandes escritores y con enormes científicos. Esto quizás hace más extraño, aunque también está visto desde los ojos de un español del siglo XXI, que leyes como la siguiente fueran promulgadas. Una ley contra los judíos, terrible y discriminatoria, a la luz de todos y apoyada desde

La cinta de andar es un castigo para presos

(Presos trabajando en la cinta de castigo) Estoy comenzando con la serie Black Mirror, y en el segundo episodio de la primera temporada (acabo de comenzar con ella), los humanos, al menos algunos, tienen que pedalear y pedalear en bicicletas estáticas para ganar puntos. No les cuento nada más sobre la serie, nada de spoilers, pero ese pedaleo es casi un castigo, un trabajo con el que conseguir unos puntos que vendrían a ser dinero.

Las dos muertes de Oliver Cromwell

(Oliver Cromwell) Nunca sabe uno, en la historia, cómo va a salir de una condena a muerte. Recuerden el condenado a muerte que acabó vivo en Valladolid. Pero el caso de hoy va más bien en la dirección contraria, ya que hablamos de un muerto al que ejecutaron, después de muerto. Se trata del famosísimo Oliver Cromwell, el político y militar inglés que llevó a Inglaterra a la república. ¡Inglaterra sin reyes! Cromwell, después de

La guillotina en Francia, de 1792 a 1977

(Hamida Djandoubi, último guillotinado en Francia) Aunque la guillotina ha sido adoptada por muchos países como método para aplicar la pena capital, está asociada a Francia por la Revolución Francesa. Aunque esta tuvo lugar en el año 1789, el primer ajusticiado fue un bandido llamado Nicolás Jacques Pelletier, en mayo de 1792. Pelletier era un malhechor habitual y en 1791 participó en un robo que acabó con un hombre muerto. Fue capturado poco después y

El consejo de guerra contra Alan Turing

(Alan Turing) Si tuviera que hacer una lista con los cinco o diez personajes históricos que más admiro, sin duda alguna colocaría en ella a Alan Turing. Sin duda es uno de los hombres más importantes del siglo XX, por su aportación al mundo de la computación, que ha revolucionado nuestras vidas en las últimas décadas, y por su participación en la Segunda Guerra Mundial como uno de los criptógrafos más importantes de Bletchley Park,

Decimatio, un terrible castigo en las legiones romanas

(Legionarios romanos -recreación-) La disciplina en el ejército es esencial y más cuando se está envuelto en un combate o en una guerra. Así, cualquier medida es válida para hacer que un soldado cumpla con su cometido y evitar los actos de cobardía o los amotinamientos. Los romanos, como no podría ser de otro modo, ya lo sabían y tenían un castigo denominado decimatio que aplicaban en casos extremos. Decimatio les sonará a diez, y

Los romanos y la crucifixión

(Imagen de la película Espartaco) Los romanos usaban la crucifixión de los delincuentes como castigo para estos pero también como advertencia para el resto. Por ello los condenados eran crucificados a menudo en vías transitadas, para que fueran vistos por aquellos que se sentían tentados de cometer algún delito y supieron lo que les esperaba. Crucificar a los delincuentes antes los ojos de todos también se consideraba un consuelo para las víctimas, por ejemplo, para