La ley del mar y el canibalismo

En la entrada de ayer les comentaba que una de las razones para condenar a los miembros supervivientes de la tripulación del Mignonette fue que estos no habían sorteado quién debía morir para servir de alimento al resto. Y es así, de acuerdo a la ley del mar, si tomamos bajo este nombre las tradiciones y reglas no escritas que gobernaban la vida marina hace unos siglos. Algunas de estas tradiciones, aceptadas por casi todos

Edgar Allan Poe, escribiendo el futuro

Quizás algunos de ustedes recuerden la curistoria que narra cómo la historia del Titanic fue descrita en una novela con sorprendente exactitud de detalles unos cuantos años antes del hecho real. La curistoria de hoy es un caso similar, que al tener como protagonista a Edgar Alla Poe cobra un toque especial. En el año 1837 Poe publicó Las aventuras de Arthur Gordon Pynn, donde relataba el naufragio de un barco en el Atlántico sur del

Los submarinos, jauría de lobos

No hace mucho ha sido publicado un libro titulado Una jauría de lobos, escrito por Miguel del Rey y Carlos Canales (rosaventero mítico de la tertulia de las 4C) y he pensado que merece una Curistoria el por qué del título del libro. Aunque lo tengo tengo en mi biblioteca desde hace semanas, aún no lo he leído, pero estoy seguro al cien por cien de que el título hace referencia a los ataques realizados

Cambio de nombres

He de confesar que hay cuestiones en el mundo de la propaganda política y gubernamental que me parecen casi un exceso. La curistoria de hoy es un ejemplo de ello, pero supongo que sabrán más que yo de estos temas los que proponen este tipo de ideas. Allá por 1931 fue botado un barco alemán bajo el nombre de Deutschland, es decir, una nave germana con el propio nombre del país. Hasta ahí nada extraño

Cutty Sark, bruja, barco y whisky

Si se hiciera una encuesta sobre a qué se asocian las palabras Cutty Sark, intuyo que la gran mayoría pensarían en un whisky escocés y quizás en un barco. Efectivamente ambos están conectados, la bebida y el velero, pero fue primero el segundo, aunque este debe su nombre a una bruja de ficción. El Cutty Sark es un velero construido en 1869 y que aún se conserva en Londres, aunque en 2007 un incendio le causó

Inglaterra espera que todo hombre cumplirá con su deber

21 de octubre de 1805, fecha marcada en los anales navales del mundo como una de las más principales, y en los españoles y franceses como una de las más nefastas. Aquella jornada en cabo Trafalgar el vicealmirante británico Nelson, mito de la armada, dirigió una escuadra que venció a Francia y España, aliadas bajo el mando de Villeneuve, francés. Sabían todos, embarcados y no embarcados, que aquel día tendría un lugar en la historia

Charles Lightoller, del Titanic a Dunkerque

En mayo de 1940 se hubo de lleva a cabo una enorme operación de evacuación, ya que el avance del ejército alemán por territorio francés había causado un bloqueo del ejército aliado al dejar a este aislado y rodeado. La vía de escape para aquel ejército se abrió en Dunkerque, cerca de Calais, en territorio francés. El Almirantazgo británico pidió ayuda de manera desesperada a cualquier barco, por pequeño que fuera, capaz de navegar y

Contra el escorbuto, fruta o cerveza

James Lind fue un médico escocés del siglo XVIII que sirvió en la Armada británica. Entre 1746 y 1747 se encontraba a bordo del Salisbury, cuando ocurrió lo que voy a narrarles. En aquel tiempo, era habitual que en viajes largos por mar el escorbuto apareciera e hiciera estragos entre los marineros. No se sabía muy bien a qué se debía aquel mal, e incluso llegó a pensarse que era la falta de cerveza lo

Barcos camuflados como cebras

Durante la Primera Guerra Mundial se comenzaron a camuflar barcos para que no fueran fácilmente distinguibles en el océano, y se consiguió en cierta medida siempre que el enemigo fuera un barco convencional, ya que desde los submarinos los barcos se recortaban claramente en el horizonte y eran fácilmente detectables, haciendo aquel primer camuflaje inútil. Para evitar a este segundo enemigo, los submarinos, se decidió pintar los barcos de un modo extraño. Ya que no

El Soleil Royal

El Soleil Royal, lo que vendía a ser algo así como Sol Real, fue un barco francés del siglo XVII. Una de las joyas de la navegación de aquel tiempo que, como veremos, puede seguir viva en nuestras manos. Construido entre 1668 y 1670, no solo era una buena nave para la guerra con sus más de 100 bocas de fuego, sino que además sus decoraciones estaban entre las más elaboradas y bonitas de los