Los hermanos Morton y la catástrofe del Lusitania

(Cliff Morton) Cuando ocurre una catástrofe en la que se sabe que alguno de los tuyos está implicado supongo que es casi imposible mantener la tranquilidad y no perder los nervios. Acabar una situación así con buenas noticias debe ser un respiro y una felicidad gigantes, que por otra parte seguramente no compensarán el mal rato pasado. Tras la catástrofe del Lusitania el padre de los hermanos Morton, que viajaban a bordo, pasó por esos

El aviso de Alemania y el peligro de viajar en el Lusitania

(Aviso sobre el peligro de ataque publicado en los diarios de EEUU) El 7 de mayo de 1915, es decir, hoy hace exactamente un siglo, el submarino alemán U-20 torpedeó el enorme transatlántico Lusitania y lo hundió. Un único disparo y en 18 minutos el barco más rápido del mundo en aquel momento se fue a pique con casi 1.200 vidas. La Primera Guerra Mundial había puesto bajo el objetivo de los submarinos alemanes a

La señora Stephens y el destino

(Kapitänleutnant Walther Schwieger) En ocasiones el destino, la casualidad, o la mala suerte, si no es todo ello lo mismo, deja su rastro con un guiño que casi parece una broma, aunque a menudo esté detrás la cruz de la moneda. De todas formas, el paso del tiempo siempre cambia la perspectiva y convierte algunos hechos en humor negro, como el caso de Frances Stephens. Ese nombre, Frances Stephens, no les dirá nada, y es

Conan Doyle describió una guerra submarina que se hizo real

(RMS Olympic) Al comienzo de la Primera Guerra Mundial los submarinos aún tenían que ganarse su puesto como elemento clave en la guerra naval. No se comprendía entonces claramente cuál sería su papel y su forma de combate era tan diferente a dos barcos enfrentándose sobre el agua que había dudas de todo tipo. El propio Churchill afirmó entonces sobre los submarinos que eran una “extraña forma de guerra hasta ahora desconocida para la experiencia

Las ramitas que salvaron a Colón de un motín a bordo

(Primer desembarco de Cristóbal Colón en América, por Dióscoro Puebla) Todos conocemos que cuando Colón partió en busca de Oriente no sabía muy bien qué se iba a encontrar ni cuánto le iba a llevar aquel viaje. Por lo tanto, los que le acompañaban sabían de lo arriesgado de la aventura antes de zarpar, pero aún así llegó un momento en que los nervios pudieron con ellos. Las naves habían partido de Palos, Huelva, en

La patente de Abraham Lincoln

(Abraham Lincoln con su sombrero característico) Abraham Lincoln es uno de los presidentes más conocidos de Estados Unidos por muchas cosas, desde su lucha contra la esclavitud hasta por su famoso sombrero de copa. Por cierto, según parece solía guardar sus papeles dentro del sombrero. En su juventud trabajó como barquero en el río Mississippi y por lo tanto conocía bien ese medio de transporte, que utilizó con cierta frecuencia a finales de la década

La catástrofe del Cap Arcona

(El barco Cap Arcona ardiendo) Hace poco menos de tres años les narraba la catástrofe marítima del Wilhelm Gustloff, la mayor de la historia con más de nueve mil trescientos fallecidos. Era un barco alemán que se fue al fondo tras ser torpedeado por un submarino soviético. La curistoria de hoy es parecida, también habla de una gran catástrofe marítima de un buque alemán, pero tiene un aspecto que la hace sorprendente y especialmente triste.

William Bligh, un sufridor reincidente de rebeliones

(William Bligh) Nueva Gales del Sur es un territorio de Australia, que fue colonia británica y que a finales del siglo XVIII estaba dirigida por un gobernador severo y con un estricto sentido del deber. Esta forma de ver las cosas no tardó en llevarle a tener roces y enfrentamientos con algunos de los oficiales militares que había en el lugar. A los ojos del gobernador estos eran una pandilla de corruptos e incompetentes, que

Aníbal y las serpientes como arma naval

(Busto de Anibal) La guerra bacteriológica, como casi todas las disciplinas bélicas, ha avanzado mucho con el paso de los siglos pero es algo antiguo. Lógicamente no hablamos del uso de gases en la Edad Media, pero sí de cadáveres con lepra con los que se infectaban aguas. Antes aún, en la antigüedad, Anibal usó algo que podríamos colocar a mitad de camino entre la guerra bacteriológica, porque el mal último era un veneno, y

Un barco de hielo imposible de hundir

(La diferencia entre disparar sobre hielo o sobre pykrete) Hablemos de un barco enorme, imposible de hundir, al menos a priori, y de hielo. Algunos de ustedes pensarán automáticamente en el Titanic, pero no es ese nuestro protagonista. En realidad estamos hablando de un proyecto que se gestó durante la Segunda Guerra Mundial. En aquel tiempo se pensó y se trabajó en una nave hecha de algo similar al hielo, enorme, sería el barco más