Ganando dinero con cada proyectil enemigo

(Fábrica de munición durante la Primera Guerra Mundial) Al final de la Primera Guerra Mundial, dos empresas alemanas, Krupp y Deutsche Waffen, que operaban en el negocio armamentístico, denunciaron a la empresa Vickers, otra empresa del mismo sector, pero que había servido al bando contrario durante la guerra, a los británicos, país del que era originaria. Los alemanes acusaban a Vickers de haber violado varias de sus patentes durante la guerra y de copiar a

14 fotos sobre la batalla de Verdun

(Cañón alemán que se movía sobre raíles usado por primera vez en Verdun) Hoy se cumple un siglo del comienzo de la batalla de Verdun, en la Primera Guerra Mundial. Arrancaría un día como hoy, el 21 de febrero de 1916, y finalizaría casi con el año 1916. Y para conmemorar esos meses de guerra en los que perdieron la vida unos 750.000 soldados, vamos a echar un vistazo a algunas fotos de entonces. Vista

Las pin-up de Kirchner en la Primera Guerra Mundial

(Pin-up de Raphael Kirchner) Cuando hablamos de pin-ups, solemos pensar en los años 40 del siglo pasado y en la Segunda Guerra Mundial, momento en el que estuvieron en su momento álgido. Pero ya en la Primera Guerra Mundial lo jóvenes soldados podían disfrutar de las pin-up y el hombre de referencia en aquella época y esta forma de arte era Raphael Kirchner. Nacido en Viena en 1876, se ganaba la vida a comienzos del

La Primera Guerra Mundial y el mercado de sanguijuelas

(Sanguijuela) Si en pleno siglo XXI aún hay entidades que creen que la Tierra es plana, y si no me creen ahí tiene la Flat Earth Society, bien podría darse el caso de que las sanguijuelas volvieran a colocarse en la lista de remedios básica de cualquier médico de cabecera. Seguro que tienen alguna buena aplicación, no digo yo que no, pero sin duda en la historia se las ha sobrevalorado. En cualquier caso, algún

La guerra no es un buen sitio para enfermar

(Oficiales médicos en África en la Primera Guerra Mundial) Lo cierto es que el título de la entrada es tan obvio que casi parece una broma, entre otras cosas porque la guerra no es un buen sitio para casi nada. Pero como supondrán, detrás de la frase hay algo más, que son algunos datos sobre las muertes causadas entre los combatientes por enfermedad, en torno a la Primera Guerra Mundial. Fue entonces, en la Gran

Carton de Wiart, de herida en herida hacia la gloria

(Carton de Wiart) El caso de Blas de Lezo, apodado el Mediohombre por las partes de su cuerpo que fue perdiendo en combate, no es único, y el inglés Carton de Wiart no le va a la zaga. Combatiente en la Segunda Guerra Boer y en las dos guerras mundiales, sus heridas y los hechos de su vida son increíbles. Nacido en 1880, a los 19 años dejó los estudios y comenzó su carrera en

Los hermanos Morton y la catástrofe del Lusitania

(Cliff Morton) Cuando ocurre una catástrofe en la que se sabe que alguno de los tuyos está implicado supongo que es casi imposible mantener la tranquilidad y no perder los nervios. Acabar una situación así con buenas noticias debe ser un respiro y una felicidad gigantes, que por otra parte seguramente no compensarán el mal rato pasado. Tras la catástrofe del Lusitania el padre de los hermanos Morton, que viajaban a bordo, pasó por esos

El inglés que tuvo a Hitler a tiro y no disparó

(Henry Tadney) Henry Tadney es el nombre del soldado británico que tuvo a tiro a Hitler y lo dejó ir, mientras este le agradecía el gesto con un leve movimiento de cabeza. Al menos, eso dice la leyenda. Un momento que pudo cambiar la historia para siempre, o no, nunca se sabe. Lo cierto es que en el momento en que se cruzaron Tadney y Hitler en el campo de batalla, el inglés no sabía

El aviso de Alemania y el peligro de viajar en el Lusitania

(Aviso sobre el peligro de ataque publicado en los diarios de EEUU) El 7 de mayo de 1915, es decir, hoy hace exactamente un siglo, el submarino alemán U-20 torpedeó el enorme transatlántico Lusitania y lo hundió. Un único disparo y en 18 minutos el barco más rápido del mundo en aquel momento se fue a pique con casi 1.200 vidas. La Primera Guerra Mundial había puesto bajo el objetivo de los submarinos alemanes a

La señora Stephens y el destino

(Kapitänleutnant Walther Schwieger) En ocasiones el destino, la casualidad, o la mala suerte, si no es todo ello lo mismo, deja su rastro con un guiño que casi parece una broma, aunque a menudo esté detrás la cruz de la moneda. De todas formas, el paso del tiempo siempre cambia la perspectiva y convierte algunos hechos en humor negro, como el caso de Frances Stephens. Ese nombre, Frances Stephens, no les dirá nada, y es