El aviso de Alemania y el peligro de viajar en el Lusitania

(Aviso sobre el peligro de ataque publicado en los diarios de EEUU) El 7 de mayo de 1915, es decir, hoy hace exactamente un siglo, el submarino alemán U-20 torpedeó el enorme transatlántico Lusitania y lo hundió. Un único disparo y en 18 minutos el barco más rápido del mundo en aquel momento se fue a pique con casi 1.200 vidas. La Primera Guerra Mundial había puesto bajo el objetivo de los submarinos alemanes a

La señora Stephens y el destino

(Kapitänleutnant Walther Schwieger) En ocasiones el destino, la casualidad, o la mala suerte, si no es todo ello lo mismo, deja su rastro con un guiño que casi parece una broma, aunque a menudo esté detrás la cruz de la moneda. De todas formas, el paso del tiempo siempre cambia la perspectiva y convierte algunos hechos en humor negro, como el caso de Frances Stephens. Ese nombre, Frances Stephens, no les dirá nada, y es

Lusitania, de Erik Larson

(Lusitania, de Erik Larson) A primeros de mayo de 1915 el buque Lusitania, el transatlántico más rápido del momento, lujoso y gigante, dejaba Nueva York con destino a Gran Bretaña, que en aquel momento ya estaba en guerra contra Alemania. Como sabrán, no llegó a su destino, ya que un submarino alemán se cruzó en su camino y lo hundió. Este es el hecho, sintetizado al máximo, en el que se centra el libro. A

Conan Doyle describió una guerra submarina que se hizo real

(RMS Olympic) Al comienzo de la Primera Guerra Mundial los submarinos aún tenían que ganarse su puesto como elemento clave en la guerra naval. No se comprendía entonces claramente cuál sería su papel y su forma de combate era tan diferente a dos barcos enfrentándose sobre el agua que había dudas de todo tipo. El propio Churchill afirmó entonces sobre los submarinos que eran una “extraña forma de guerra hasta ahora desconocida para la experiencia

El gas letal que pasó de matar hombres a combatir el cáncer

(Tropas británicas cegadas por gas lacrimógeno durante la Batalla de Lys, el 10 de abril de 1918) Aunque la historia de las armas químicas es antigua, fue en la Primera Guerra Mundial cuando alcanzaron el nivel de arma de destrucción masiva y se convirtieron en una categoría de armas en sí mismas. Se calcula que las armas químicas acabaron en la guerra de 1914 con más de treinta mil hombres e hirieron, en algunos casos

Haber, el científico judío y héroe de guerra alemán

(Fritz Haber) Fritz Haber, fue un importante químico alemán nacido en diciembre de 1868 y fallecido en Suiza en 1934. Que falleciera en esas fechas y lugar ya les debería dar alguna pista sobre la evolución de su vida en Alemania, pero comencemos por el principio. En 1918 recibió el premio Nobel de Química por sus investigaciones sobre las síntesis del amoniaco, había descubierto un proceso que permitía convertir nitrógeno en amoniaco, lo que fue

Trampas y sorpresas en la Primera Guerra Mundial

(Explosión de una mina) La Primera Guerra Mundial cambió muchas cosas en la historia del mundo en general y en la historia bélica, como es lógico, en particular. En realidad cada gran conflicto incorpora cosas nuevas, aunque habitualmente a un precio muy alto. Por ejemplo, como cuenta Ernst Jünger en el libro Tempestades de acero, basado en sus propias experiencias como combatiente en la Primera Guerra Mundial (impresionantes, todo sea dicho): En la acción que

William Coltman, un camillero muy condecorado

(William Coltman) En las guerras, como en cualquier otra situación extrema, aparecen hombres capaces de lo mejor y de lo peor. El cabo William Harold Coltman, británico nacido en 1891, es un ejemplo de ello, en su caso, de lo mejor. Sirvió en el regimiento North Staffordshire en la Primera Guerra Mundial y su trabajo era camillero en las trincheras, cuya esperanza de supervivencia en el frente era aún menor que la del resto de

Cuatro citas sobre el comienzo de la Primera Guerra Mundial

Europa hoy es un barril de pólvora y sus líderes son como hombres fumando en un arsenal. Una simple chispa desatará una explosión que nos consumirá todos. No puedo decirles cuándo tendrá lugar la explosión, pero sí puedo decirles dónde: alguna maldita estupidez en los Balcanes la desatará. Otto von Bismark, en 1878 Primer Ministro de Prusia. Al principio habrá una masacre tan horrible que hará imposible la empresa de llevar a cabo las tropas

Un anónimo cantante que llevó la belleza a las trincheras

(Trincheras en la Primera Guerra Mundial) En todas las guerras tienen lugar los hechos más brutales y salvajes de los que es capaz el hombre, pero también en ocasiones resplandece la condición humana y surgen momentos conmovedores. Muchos de ustedes conocerán la famosa tregua navideña de 1914, en plena Primera Guerra Mundial, que es un buen ejemplo. Y también en esa guerra, de la que se cumplen 100 años, ocurrió lo que voy a narrarles