Constantino, una vela a Dios y otra a… otro Dios

Constantino I el Grande fue el emperador romano que legalizó la religión cristiana, en el año 313, a través del Edicto de Milán y la legitimó legalmente en el Primer Concilio de Nicea, posteriormente. No son pocos los historiadores que consideran a este emperador como cristiano en su vida, aunque no fue bautizado hasta que no se encontraba en su lecho de muerte. De todos modos, y por ponerlo de manifiesto, no es del todo

La Iglesia en contra de los toros

No se piensen ustedes que los antitaurinos que abogan por la supresión de las corridas de toros y demás eventos similares son algo nuevo. Es cierto que últimamente están más presentes en los medios y que seguramente sus filas son cada vez más numerosas, pero ya hace unos cuantos siglos existían este tipo de fiestas y, por supuesto, tenían sus detractores. También es verdad que lo que ahora son preocupaciones por los animales entonces eran

Los cuernos de Moisés en Roma

Por alguna extraña razón el título de esta entrada, cuando lo he escrito, me trae a la cabeza una de esas horribles canciones del verano con ritmos salseros y machacones. Pero no, afortunadamente no estamos hablando de esas cuestiones, sino de arte. Es más, de Arte, de una escultura de Miguel Ángel Buonarroti, un habitual de estos lares. En concreto, vamos a tratar sobre la obra titulada “Moisés” y que reposa en Roma, como parte

Miguel Ángel en el Juicio Final

Cuando hace unos días relataba la historieta sobre el Cupido de Miguel Ángel Buonarroti y cómo lo vendió, SUSO, un lector de blog, dejó un comentario en la entrada sobre “un hombre sosteniendo en sus manos la piel de una cara humana despellajada” en la Capilla Sixtina. Hoy contaré esa Curistoria, que por otra parte ya la tenía marcada en un libro que leí no hace mucho para traérsela a ustedes. El Juicio Final, el

El bombardeo de El Pilar

El 4 de Agosto de 1936 un avión republicano bombardeó la basílica del Pilar, en Zaragoza. Estaba pilotado por el alférez Manuel Gayoso y había despegado de Barcelona con el objetivo de derribar o dañar gravemente el templo. Llegó a lanzar cuatro bombas, tres sobre el templo y una más que cayó en el Ebro, pero el Pilar salió sin daños del ataque En 1936 la historia de esta iglesia alcanzaba casi los 1900 años

Ichthys, el pez y los cristianos

Como ustedes sabrán, los cristianos fueron severamente perseguidos al comienzo de su andadura. Y si no lo saben esperen a la próxima Semana Santa y vean alguna de las películas típicas de tales fechas. El ser tomados como una secta y ser proscritos, obligó a los cristianos a usar símbolos secretos para comunicarse y para representar su deidad. Uno de los símbolos que se usaron entonces y que siguen hoy omnipresentes (en una entrada sobre

Los perros de Dios

Lo que hoy voy a relatarles nace de una frase leída en una novela ambientada en el medievo. Todo encaja perfectamente pero no tengo datos para discernir si el hecho es histórico y era común en aquellos tiempos, o sencillamente es una coincidencia, eso sí histórica, pero coincidencia al fin y al cabo. En cualquier caso, allá va. La orden de los Dominicos fue la principal fuente de inquisidores. La Santa Inquisición, que “preservó” la

La biblia en verso de José María Carulla

Quién no ha dicho alguna vez frente a un tostón espeso e intratable, bien sea escrito o relatado aquello de “esto es la Biblia en verso”. Seguro que todos. Pues esta expresión nace del empeñó de un abogado barcelonés llamado José María Carulla, que también fue asesor del papa Pío IX y que seguramente era un buen religioso. Y de esa profunda fe, porque de otra manera no se entiende, nació el afán de poner

Fray Luis de León: Como decíamos ayer

Esta anécdota o historia está en mi cabeza desde que la aprendí siendo niño en la escuela. Y además, creo que es muy conocida y utilizada en las conversaciones, por lo que nunca había pensado escribirla en el blog. Pero hace unos días en la radio, alguien la mencionó y no acertó con el autor y el resto de personas que estaban allí tampoco lo tenían demasiado claro. Así que aquí va la historia, y