Caballeros de San Juan contra napoleónicos

La orden de los caballeros de San Juan (Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta), más conocida como la Orden de Malta, es una de las órdenes religiosas más famosas de todos los tiempos. Posiblemente la segunda más conocida después de los templarios. Fue fundada en el siglo XI dentro del marco de las cruzadas. Actualmente la orden sigue viva y su sede está en Roma. Los

No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos

Wellington, el famoso militar británico, fue un tipo que a pesar de no tener implicación directa en la primera línea de fuego, siempre anduvo cerca de la misma y milagrosamente nunca fue herido de gravedad. Montado en su caballo Copenhagen no pocas veces se movió entre las bombas y los disparos enemigos. Esto ya muestra una forma curiosa de afrontar la guerra y la lucha desde su rango, pero veremos más detalles a continuación. En

La mujer que combatió en Waterloo

Según se cuenta, y comienzo así para que tengan ustedes claro que las tradiciones orales tienen ciertas carencias desde el punto de vista del rigor histórico, dos soldados británicos paseaban por el campo de batalla de Waterloo ejerciendo su derecho al saqueo. Más o menos establecido, este derecho ha estado presente a lo largo de la historia: el bando ganador tiene derecho a tomar bienes del enemigo. Habían registrado un buen número de cuerpos haciendo

En la caza los perros mandan

Durante las guerras napoleónicas, después de que el campamento de Wellington, mal situado, fuese víctima de un constante fuego enemigo, llegó un momento de tregua. El inglés siempre viajaba con sus perros de caza para poder disfrutar cuando tenía algún momento de su gran pasión por dicha actividad y a ello se dedicó durante aquella tregua con los franceses. Por supuesto, en compañía. Persiguiendo un zorro, los perros pasaron cerca de las líneas enemigas. Uno

Napoleón, la política y la Revolución Francesa

La Revolución Francesa ha influido notablemente en la historia de Europa y aún hoy seguimos percibiendo su impronta en muchos ámbitos. Desde la política o las leyes, donde es un pilar fundamental, hasta en cosas tan curiosas como el tuteo. Ya saben ustedes que la igualdad de los hombres era una de las tres bases del movimiento: igualdad, libertad y fraternidad. Para ayudar a hacer a todos los ciudadanos iguales se instauró el tuteo como

El calendario revolucionario

El conocido como calendario revolucionario de 1792 surgió en Francia en octubre de 1793 y estuvo en uso hasta el primer día de 1806, como parte de las acciones llevadas a cabo para romper con la tradición religiosa y con el pasado. Después de no pocas discusiones entre un heterogéneo grupo de expertos en diferentes áreas, se determinó que el 22 de septiembre de 1792 (de ahí su nombre), día en que se proclamó la

Si hablamos de impuestos, mejor si protestan

Hoy he leído una frase genial y cargada de sentido común. Con una pizca de malicia que la convierte en ese tipo de sentencias que tanto me gusta contarles a ustedes. El causante de la frase es William Pitt, que no el autor, y es perfecta para estos días en los que el debate político de actualidad en España gira en torno a una más que probable subida de impuestos. William Pitt, “el Joven”, estableció

Que la música no pare tu cerebro

Napoleón hubo de poner muchas cuestiones por detrás de su entrega al poder y al gobierno, porque de otra forma no podría haber conseguido llegar hasta donde lo hizo. Y como el tiempo es el que es y cada mañana nos regala el mismo número de minutos a todos, el Gran Corso dedicaba aprovechar cualquier tiempo para elucubrar y pensar. Así lo entendía Luigi Cherubini si tenemos en cuento lo que voy a contarles ahora.

¿Quién inventó el lápiz?

Hace ya un tiempo que no hablo de Napoleón o su imperio, y la verdad es que eso no está bien. Enmendemos esta pequeña falta con una nueva Curistoria sobre el tema, aunque sea de refilón. Pónganse ustedes en 1794, unos años después de la Revolución Francesa y con este país enfrascado en guerras, más o menos activas y violentas, con media Europa: Inglaterra, España, Prusia y Austria. Como imaginarán, esta situación consume los recursos

La visión francesa de la Guerra de Independencia

A estas alturas, y celebrado el bicentenario, supongo que todos sabemos que la llamada Guerra de Independencia que enfrentó a España con el Imperio Napoleónico acabó con triunfo hispano. Hay que reconocer que los ingleses pesaron, y mucho, en la balanza, pero sea como fuere, Bonaparte acabó escaldado de aquella contienda. Fue una victoria repleta de acciones de guerrilla, de bandoleros y de lucha por parte del desorganizado pueblo frente al invasor. Los franceses ya