El Club de los 27

El Club de los 27 es la denominación que recibe el triste club de músicos que han muerto de un modo u otro a la edad de 27 años. No es extraño que su corta vida sea consecuencia de los excesos con las drogas y el alcohol y ese tipo de vida que llevan algunas grandes estrellas del Rock. Hoy es un buen día para repasar quiénes son algunos de los miembros del Club de

Unos por otros todos calvos, según Viriato

(Viriato, obra del pintor español Eugenio Oliva) Aunque se atribuye la siguiente anécdota a Viriato según los historiadores clásicos, más bien parece un cuento o una historia narrada con el objetivo único de su moraleja, por lo que puede ser tan cierta como incierta. En cualquier caso, me gusta. Tucci, nombre con el que se conocía a la localidad de Martos, en Jaen, era leal a Viriato por un tiempo para luego dejar de serlo

Entrevista a Javier Leralta

(La leyenda negra en los personajes de la historia de España, de Javier Leralta) No hace mucho he terminado de leer el libro La leyenda negra en los personajes de la historia de España, escrito por Javier Leralta y editado por Punto de Vista. En él se hace un repaso del porqué y la realidad detrás de la leyenda negra con la que cargan algunos personajes importantes de la historia de España. Comienza la obra con Alfonso

Rompiendo el hielo en la batalla de Austelitz

(Napoleón en la Batalla de Austerlitz, por François Gérard) Austerlitz, la Batalla de los Tres Emperadores, uno de esos lugares en la historia en los que Napoleón y sus ejércitos dejaron una muesca indeleble. Aquel combate entre franceses, austriacos y rusos tuvo lugar el 2 de diciembre de 1805 y allí se enfrentaron tres emperadores y sus tropas. Por supuesto, el Imperio Francés estaba representado por Napoleón y frente a él, el emperador Francisco II

La última petición de Eduardo I de Inglaterra

Eduardo I de Inglaterra Eduardo I de Inglaterra, rey de aquellas tierras entre 1272 y 1307, tuvo como uno de sus máximos empeños en la vida someter de manera definitiva a los escoceses y conquistar los dominios de estos. Conocido como El Zanquilargo, muchos de ustedes lo recordarán por la película Braveheart. En sus últimos días, Eduardo I seguía en guerra con los escoceses y aquella espina la tenía clavada muy hondo. Tal es así

Todos los españoles vestimos de torero

Joselito y Belmonte La Curistoria de hoy gira en torno a una leyenda, no sé si urbana o no, que todos hemos oído o comentado en alguna ocasión: en el extranjero piensan que los españoles vamos vestidos de toreros. He encontrado el origen de la misma, al menos, la persona a la que se atribuye una conversación en la que su interlocutora hizo tal afirmación. Julián Velázquez Duro fue un aviador español que haciendo un

El cometa Halley, excomulgado

El papa Calixto III Si les digo que hoy vamos a hablar de un cometa que cruza el cielo dejando una estela y que hace temblar a los hombres porque sospechan que es un mal augurio, que amenaza guerras; muchos pensarán que estoy hablando de Juego de Tronos. Pero aún no siendo así, es tan cierto lo que voy a narrarles como las historias que George R.R. Martin, es decir, no son más que ficción.

La tumba que llora antes de que muera un papa

Tumba de Silvestre II Dice una vieja leyenda que cuando se acerca la muerte del papa, la tumba del papa Silvestre II, el que vivió el fin del primer milenio, exuda más humedad de la habitual, lo que supone un indicio claro del fin del papado en curso. En la basílica de San Juan de Letrán está enterrado este papa Silvestre II, que se sentó en el trono de Pedro entre el año 999 y

Ojo por ojo y misas por zapatos

don Pedro I de Castilla Tenemos hoy entre manos una leyenda en torno al rey Pedro I de Castilla, al que personalmente tengo un gran aprecio, ustedes me comprenderán lo que quiero decir, y que es protagonista no sólo de esta, sino de otras muchas historias de dudosa realidad. Aunque Pedro I, El Cruel para algunos y El Justiciero para otros, era de Castilla según su nombre, tuvo mucho relación con Sevilla, donde está sepultado

La canción húngara del suicidio

En 1933, un compositor húngaro llamado Rezső Seress compuso una canción que ha pasado a la historia como la canción húngara del suicidio. El título original de la canción era “el fin del mundo”, pero ha pasado a la historia como “Gloomy Sunday”, es decir, domingo lúgubre. En 1935 la canción fue grabada en húngaro y al año siguiente fue grabada en inglés, aunque el éxito llegó de la mano de Billie Holiday a comienzos