Mal olor corporal, un problema antiguo

(Moneda con la cara de Filistis, esposa de Hierón II) Hay cosas de las que uno habitualmente no se da cuenta hasta que alguien se lo dice: estás despeinado, tienes una mancha en la espalda, te apesta el aliento… y el problema es doble cuando los que te rodean no se atreven a destapar el problema, más por miedo que por otro motivo. Esto le pasó a Hierón II de Siracusa, un tirano que vivió

Alejandro Magno aficionado al mundo submarino

Según la tradición, y por lo tanto no se puede hablar de hechos irrefutables y claros, Alejandro Magno era aficionado al mundo submarino. El rey macedonio, hombre que gobernó su pueblo entre el 336 antes de Cristo y el 323 y que había nacido en el 356, fue un hombre que aportó algunos avances al mundo bélico y por lo tanto podemos suponer que no ponía reparos a las nuevas ideas. Así, cuando se interesó

El ejército perdido de Cambises

Cambises II fue el rey de Persia entre el 528 y el 521 a.C. Durante su reinado, según contó Herodoto, el rey envió un ejército de cincuenta mil guerreros para someter el oráculo de Amón. Aquel ejército nunca llegó a su destino, se lo tragó en desierto que atravesaba sin que nunca más se tuviera noticia de él. Supongo que a algunos de ustedes, como a mí, les creará ciertas dudas la historia, que cincuenta

Los trabajos arqueológicos de Heinrich Schliemann

Retrato de Schliemann Acabo de leer en estos días un libro titulado Ítaca, el Peloponeso, Troya – investigaciones arqueológicas, cuyo autor y protagonista es Heinrich Schliemann. La historia de este hombre es sorprendente, casi tanto como sus descubrimientos arqueológicos. Schliemann nació en Alemania en 1822 y siendo un niño descubrió las historias de Homero sobre Troya y sus héroes, gracias a un libro que le regaló su padre, un humilde pastor protestante. A partir de

Los Muros Largos de Atenas

Durante siglos no ha habido mejor protección para una ciudad que una sólida muralla o unos gruesos y altos muros. En algunos casos rodeando toda la ciudad, por no hablar de los castillos, y en otros casos limitándose a proteger una zona determinada de la misma, como puede ser el acceso más débil o aquella parte en la que las defensas naturales como ríos o barrancos no eran suficiente. Atenas, en su época dorada en

Un sorprendente sarcófago etrusco

Sarcófago falso (gracias al comentario de Alfredo) En 1871 el Museo Británico compró un buen número de antigüedades a un italiano llamado Alessandro Castellani. El mejor objeto de aquella colección era un sarcófago de terracota de tamaño considerable, cuyo origen era situado en el siglo VI a.C. Castellani declaró que un tal Pietro Pennelli lo había encontrado en una excavación en Cervetri (Etruria). El museo tardó dos años en acabar de montar el sarcófago, ya

Arístides, El Justo.

Arístides (o Aristides) fue un estadista ateniense que vivió entre el 530 a.C. y el 468 a.C. Metido en política fue condenado al ostracismo en el año 482 a.C. Y es entonces cuando tiene lugar la curistoria que voy a narrarles, que como siempre en estos casos, ha de tomarse con el debido escepticismo. Para desterrar a un ciudadano en Atenas, para enviarle al ostracismo, se constituía una asamblea en la que se votaba. El

La muerte de Arquímedes

El genio matemático Arquímedes, murió en el año 212 a.C. cuando las tropas romanas del general Marco Claudio Marcelo conquistaron Siracusa. Dos años duró el sitio a la ciudad, durante la Segunda Guerra Púnica. Arquímedes había contribuido a la defensa de la ciudad gracias a sus inventos e ideas. Según parece, y aquí comienza la historia embadurnada de leyenda, se había ordenado respetar la vida del matemático, a pesar de todo. Hay varias versiones de

Eratóstenes y la circunferencia terrestre

Eratóstenes, griego, matemático, astrónomo y geógrafo. Nacido en el 276 a.C. y formado en Alejandría y Atenas. Discípulo de Aristón de Quíos, de Lisanias de Cirene y de Calímaco. Amigo de Arquímedes. En el año 236 a.C. se hizo cargo de la famosa y mítica Biblioteca de Alejandría a petición de Ptolomeo III de Egipto. Allí estudio múltiples disciplinas destacando en muchas de ellas. Murió viejo, octogenario. Con las técnicas y conocimientos del siglo III

Leyes de la Antigua Grecia

Una sociedad no puede mantenerse sin ciertas leyes que gobiernen y ordenen la convivencia restringiendo las libertades de uno para proteger las de otro. ¡Qué bonita frase de político! Gracias a ello el estudio de las leyes de una sociedad nos aporta un significativo conocimiento sobre la misma y su “filosofía”. Por ejemplo, los griegos tenían leyes suntuarias con el objetivo de restringir el lujo y la extravagancia, al menos en su forma más pública