Por qué se usa x, y o z en las ecuaciones

(El discurso del método, de Descartes) Hace un par de meses les dejaba en una curistoria una muestra de lo que puede cambiar el futuro un simple hecho. En aquel caso era un voto en unas elecciones, pero se puede aplicar ese mismo principio a otras muchas cuestiones, y la curistoria de hoy es otro ejemplo de ello. En 1637 René Descartes publicaba El discurso del método y como parte de esta obra había una

Mandelbrot, el matemático que no sabía multiplicar

Mandelbrot hablando de fractales Benoit Mandelbrot nació en Polonia en 1924 y fue un importante matemático al que muchos de ustedes conocerán por los fractales. Personalmente he de confesar que algunas horas pasé hace años jugando con los fractales. Las aplicaciones de los mismos son diversas y van desde lo puramente visual y artístico a la posibilidad de conocer cuánto mide la costa de Inglaterra o el mundo de las inversiones. Su tío Szolen Mandelbrot

Leibniz engañaba a sus jefes

Leibniz Hace unos días leí un libro titulado La computadora universal, escrito por Martin Davis, que repasa la historia de los avances matemáticos que han permitido a lo largo de los últimos dos siglos llegar hasta el concepto de computadora universal que Von Neumann y Turing acabaron convirtiendo en el germen de los ordenadores actuales y por supuesto de nuestros smartphones, tabletas… Es un recorrido muy interesante, en el que aparecen hombres como Boole, Frege,

Según Gödel la Constitución de EEUU es inconsistente

Kurt Gödel Kurt Gödel fue un matemático austrohúngaro nacido en el año 1906 y que como otros muchos matemáticos en la historia, son desconocidos para el gran público pero sin embargo gracias a ellos el mundo es el que es. Gödel trabajó especialmente en el campo de la lógica y sus trabajos, entre otros, fueron definiendo el camino hacia la computación y los ordenadores. Con tan sólo veinticinco años publicó algunos teoremas que fueron revolucionarios

Cómo huir de una visita no deseada

Siempre me han gustado las historias de esos científicos que están tan centrados en su trabajo e investigaciones las veinticuatro horas del día que son el despiste personificado. Y cuando no el despiste, algo casi peor, al convertirse en un ser antisocial al no importarle nada más que su ciencia. Los admiro. Uno de estos tipos debía ser el matemático alemán David Hilbert (1862―1943), a juzgar por lo que voy a contarles. En una ocasión recibió

Dónde mejorar el blindaje según Abraham Wald

La curistoria de hoy me la reveló hace unos días Miguel Álvarez, mientras comíamos. Gracias, y es la enésima vez que se las doy por una curistoria. Me contó lo que ocurrió cuando durante la Segunda Guerra Mundial el ejército británico consultó a Abraham Wald, un experto en estadística, para mejorar el blindaje de los bombarderos. Para llevar a cabo su análisis, antes de hacer la recomendación, Wald tuvo acceso a los aparatos que habían

Diofante de Alejandría

Diofante de Alejandría fue un matemático griego nacido en torno al año 200. Y ahora les tocará a ustedes adivinar la fecha en que murió. En realidad, los años que vivió. Enseguida llegamos a eso, un momento. Este hombre está considerado como el padre del álgebra y parece que su pasión por las matemáticas siguió más allá de su último suspiro. En realidad no se sabe mucho de su vida y parte de su obra

Isaac Newton: la zarpa del León

Isaac Newton fue un hombre con una mente maravillosa, creo que eso es conocido por todos. Sus dotes para las matemáticas eran innatas y su fama era enorme ya en su tiempo. Su cabeza funcionó perfectamente durante años, hasta que en 1692 una crisis nerviosa le dejó fuera de juego. Pasó dos años retirado del mundo y cuando volvió a trabajar abandono la ciencia pura y se internó en los embarrados caminos de la teología

¿Cuánto mide la pirámide de Keops?

Tales de Mileto fue un griego que vivió unos 500 años del nacimiento de Cristo. Considerado como el iniciador de la investigación racional sobre el universo, fue también un importante filósofo y uno de los Siete Sabios de Grecia. A todo esto hay que sumar su maestría como matemático en su época. Se le atribuye el haber medido con exactitud la altura de las pirámides usando un método tan sencillo como sorprendente. Según se cuenta,

Los calculistas, el caso de Zerah Colburn

En el siglo XIX comenzaron a ponerse de moda y a ser una atracción los calculistas, es decir, personas que únicamente con su cabeza realizaban cálculos totalmente imposibles y astronómicos para el resto de mortales. Los teatros de medio mundo eran lugar de representaciones matemáticas, quién lo diría a día de hoy, y el público acudía en masa a ver a estos hombres. Zerah Colburn fue el primer calculista profesional del que se conocen infinidad