La vida del leproso en la Edad Media

Cuando en la Edad Media un hombre padecía lepra, la sociedad le situaba al margen de todo y tenía que cambiar su vida para no contactar con cualquier hombre “sano”, o lo que es lo mismo, era condenado a la soledad de los caminos. El enfermo debía abandonar el lugar donde vivía y comenzar a vagar por el campo, en soledad. Tenía prohibido acercarse a cualquier grupo de personas. Antes de hacerle abandonar la villa

La marca del pueblo judío

Hace siglos que los judíos son un pueblo perseguido, y hoy voy a contarles cómo el color amarillo hace años que se asoció con ellos para marcarlos. El color amarillo tiene un buen número de connotaciones negativas, pero en cualquier caso, lo que voy a contarles sería efectivo con cualquier color e igual de dañino. El concilio de Letrán, allá por 1214, estableció que los judíos debían llevar un signo distintivo para poder ser claramente

Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor

El título de la entrada es un dicho habitual que viene a significar que uno, aunque debería ser imparcial y simula cierta neutralidad, ayuda de un modo u otro a una de las partes en una disputa. Allá por mediados del siglo XIV, Pedro I el Cruel y Enrique II, su hermanastro, lucharon por el trono de Castilla. Batallas, traiciones y alianzas estaban a la orden del día y así cada uno buscaba acabar con

Maria de Molina, reina, reina y reina

María Alonso de Meneses, más conocida como María de Molina, era hija del infante Alfonso de Molina y de la tercera esposa de este, lo que la colocaba en el árbol genealógico como sobrina de Fernando III, el Santo. En 1284 la muerte del rey la llevo a ser reina consorte de Sancho IV de Castilla. Esta fue la primera vez que fue reina. Al morir su marido, el rey, tuvo que ser reina regente

Lady Godiva, la leyenda

La canción “Don’t stop me now” de The Queen, tiene una estrofa que reza “I’m a racing car passing by like Lady Godiva”. Vamos a ver quién era esta Lady Godiva como la que querían “pasar o cruzar” los Queen. Esta mujer, inglesa, vivió entre el final del siglo X y el comienzo del siglo XI y al parecer era tremendamente bella. Su marido era el conde de Chester y Mercia, un señor que exprimía

Entradas de vivir en… la historia

Hace ya unos meses les presenté una web, o blog, que estábamos haciendo para la editorial La Esfera de los Libros sobre su serie de libros «Vivir en la historia». Después de visitar la época romana con «Vivir en Emerita Augusta» y la España medieval con «Vivir en un castillo medieval», acaban de lanzar «Vivir en El Escorial», para viajar al siglo XVI de Felipe II. Para celebrarlo, les dejo aquí en enlace a algunas

Arqueros mongoles a caballo

Durante la Edad Media, los arqueros montados mongoles formaron una de las unidades de combate más temida y eficaz. Sus caballos eran sumamente resistentes y el ejército podía hacer grandes movimientos y recorridos en periodos cortos de tiempo. Una vez que entraban en combate, la combinación de un arma como el arco y la movilidad de disparar desde el caballo era letal. Gracias a dicha movilidad podían atacar en aquel lugar en el que más

La orden de la Jarretera

The Most Noble Order of the Garter, es el nombre original y en su idioma nativo de la Orden de la Jarretera, creada a mediados del siglo XIV. Su nombre se debe a una leyenda, que vaya usted a saber qué tiene de cierto y qué tiene, como decía, de pura y mera leyenda. Un apunte antes de nada. Una jarretera, según la RAE, es una “liga con su hebilla, con que se ata la

Monteros de Espinosa

Espinosa de los Monteros es una pequeña villa española sita en la provincia de Burgos pero que, como otras muchas, tiene su aportación a la historia de España. En concreto, fue alrededor del año 1.006 cuando el conde Sancho García heredó el gobierno de Castilla a la muerte de su padre. La esposa de este y madre de aquel, Doña Aba, se confabuló con un caudillo musulmán para acabar con su hijo. Una de las

Gigantes torres de asalto medievales

Las torres de asalto, también conocidas como bastidas, eran enormes construcciones de madera con ruedas para desplazarlas y acercarlas a las murallas de un castillo. Su altura debía ser mayor que la de la muralla a atacar y tenían un puente levadizo que caía uniendo la torre con el lienzo del castillo y facilitando el asalto. Debido a su tamaño, eran muy complicadas de desplazar, por lo que solían ser construidas una vez establecido el