Leer en el baño, una costumbre antigua

Hace unos días les contaba una historia sobre Theodore Roosevelt que tenía como moraleja que siempre se podía encontrar un hueco para leer. Aquella historia tenía como fuente la columna de Andrew Sullivan en The Daily Beast y me la había renviado Miguel Álvarez, como otras tantas veces. Hoy, también ha sido Miguel el que me envía esta curistoria (gracias) y la fuente final también es Andrew Sullivan. Y, para cerrar el círculo, la temática también tiene que ver con la lectura.

Sullivan cita un trabajo de Ian Sample en el que este explora los orígenes de la lectura en al baño, ya me entienden, no entraré en más detalles. Según parece, el autor anónimo de “La vida de san Gregorio” no puedo evitar hacer mención a cómo el lugar en el que uno podía sentarse a evacuar, allá en lo alto de la torre, ofrecía la tranquilidad y la soledad perfecta para una lectura sin interrupciones. Según Sample, un tal lord Chesterfield también celebraba los beneficios de la costumbre de leer en el baño, narrando la historia de un hombre que leía a Horacio aprovechando sabiamente el tiempo que empleaba en los menesteres de evacuación del cuerpo.

Y estos lejanos y medievales tiempos no son más que el comienzo, si no había comenzado ya esta costumbre siglos antes. Más cercano nos cae Henry Miller, que según parece también era aficionado a unir lectura y lavabo y que llegaba a decir que algunas obras, como el Ulises de Joyce, no pueden ser apreciadas en su totalidad si no era allí sentado.
No negaré que esta última frase en la que dice Miller que el Ulises sólo se disfruta al ciento por ciento en el baño, mientras se obra (nunca sé qué verbo usar para estas cosas), me ha tentando para hacer algunos chistes al respecto, pero me los guardaré.

Fuente: Andrew Sulivan en The Daily Beast

11 thoughts on “Leer en el baño, una costumbre antigua

  1. Pues sí, tienes razón, y está en la RAE, pero… Y eso que como decía Maki Navaja: "Caga el rey, caga el Papa y del cagar nadie se escapa".

    Saludos,

  2. Javier, tienes toda la razón, ya lo he corregido. No sé por qué uní en la cabeza automáticamente a Miller y el Ulises de Joyce. Gracias por la corrección.

    Saludos.

  3. Álex, si esos vampiros da tanto miedo… es posible que sea buena idea 🙂

    Piradaperdida, al fin y al cabo está en la RAE, así que nadie te puede decir nada.

    Saludos.

  4. Muy buena idea piradaperdida, aunque si el merito es del autor del articulo. Muy interesante este blog, jocoso y diverdito…
    Saludos de Enrica Prestiti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.