Chistes de la Roma antigua o, humor clásico

Hace unos días vi en algún sitio, lamento no recordarlo, una viñeta en la que Dios dibujaba dos círculos que tenían una parte común, es decir, había una intersección entre ambos. Dios decía: aquí tenemos dos círculos, el bien y el mal. Había un hombre al lado que le preguntaba qué pasaba con la intersección, con esa zona que tanto pertenecía al círculo de lo bueno como al círculo de lo malo. Y Dios le

Caídas de astronautas en la Luna, imágenes cómicas pero científicas

En la Luna la gravedad es de 1,62 metros por segundo al cuadrado, algo más de 6 veces menor de los 9,807 m/s^2 que tiene la tierra. Eso permite saltos gigantescos y el caminar flotante tan característico de los astronautas. Pero a pesar de todo, hay gravedad. Y donde hay gravedad, tarde o temprano, hay caídas. Como ya les conté, 12 hombres han pisado la Luna desde 1969, y algunos de ellos han caído o

Los ocho tipos de borracheras que existen

(El vino es un burlón, obra del holandés Jan Steen) Estoy seguro de que algún monólogo de comedia ya hace un repaso de los tipos de borrachera o de borrachos con los que uno se puede encontrar. En un repaso personal, podría decir que está el que le da por llorar, el que se queda dormido, el que se convierte en el mejor amigo de cualquiera, el violento, el chistoso… Pero, como es habitual, nada

Cómo aprovechar la curiosidad de otros para vender libros

(Luis Taboada) Si la siguiente curistoria caminase por la seriedad, hablaría de la curiosidad y el afán, loable, de conocimientos y de cómo no hay nada mejor que los libros para satisfacer esa curiosidad de sabiduría, en casi cualquier ámbito y en la mayoría de los casos. Pero no es esta la ocasión ni esta esa curistoria. Esta historia es casi una broma, un método poco ortodoxo de vender libros y de asegurarse que al

Andrew Carnegie y su ingenio contra sus sobrinos

(Andrew Carnegie) Vaya por delante que esta curistoria es de esas que a mí, escéptico por naturaleza, me parece tan hecha a medida que dudo de su veracidad. Bien podría ser que se la atribuyan a su protagonista o incluso que este mismo la inventara para darse lustre. Andrew Carnegie, el protagonista, nació en 1835 y fue un industrial de éxito, uno de esos nombres míticos de la historia económica de Estados Unidos. Aunque escocés

Lápiz y papel para apuntar, esencial para los científicos

(André-Marie de Ampère) La importancia de llevar encima papel y algo con lo que escribir en él, o en su defecto un móvil, una tablet o algo similar, creo que está fuera de toda duda. Nunca se sabe cuándo nos va a asaltar esa idea genial o ese recuerdo que queremos apuntar, o incluso caer en la cuenta de que hay que comprar algo antes de llegar a casa. Por si el sentido común no

Cambia a un político, nadie se dará cuenta

(José Canalejas) Me parece especialmente adecuada a la situación actual esta vieja historia sobre política española. Y es que en nuestros días es bastante sencillo predecir qué va a decir un político, sobre cualquier tema, según el partido que le pague. Y es que bien parece que en el propio sueldo que su partido le entrega, le hace llegar las consignas que han de repetir sin rechistar, por lo general, y que convierte los mensajes