Joe Beyrle, el hombre que luchó en dos ejércitos

(Beyrle, cuando era prisionero de guerra) Siempre me ha llamado la atención la juventud de la mayoría de los soldados que en la Segunda Guerra Mundial tuvieron que enfrentarse a situaciones terribles y vivir experiencias, con 20 años, que los marcaron más que cualquier otra en sus vidas. Esa edad, 20 años, tenía el estadounidense Joe Beyrle cuando fue lanzado sobre Normandía por primera vez para llevar oro a la resistencia francesa. Poco después, el

La nitrocelulosa, un invento casual en una cocina

(Christian Friedrich Schönbein) Los que hemos vivido en lo que habitualmente se conoce como pisos compartidos, ya sean de estudiantes, lo más habitual, o no, hemos visto que en ocasiones esas viviendas se parecen casi a una zona de guerra. Y en muchos casos la cocina podría ser perfectamente la de la familia Sawyer de Texas. Pero no siempre la dejadez es mala, en una ocasión la limpieza de una cocina llevó a la invención

Faulkner se fue a la guerra, y era mentira

(William Faulkner) William Faulkner es uno de esos escritores que ha influido en centenares de sus compañeros, a juzgar por las afirmaciones de estos, pero por si esto fuera poco era un tipo que valoraba el esfuerzo que necesitan los estudios y además es el autor plagiado por antonomasia en la cinematografía española gracias a esa gloria que es Amanece que no es poco. Si hubiera cumplido totalmente con uno de sus objetivos en vida,

La guerra más larga y pacífica de la historia

(Mapa de las islas Sorlingas (1874)) La guerra más larga de la historia duró varios siglos, ahí es nada, pero lo más sorprendente de todo es que no causó ni un solo muerto. Hace algo más de seis años una lectora del blog llamada Sybila dejó una referencia a esa guerra en un comentario sobre la guerra más corta de la historia, que duró unos minutos pero dejó varios unos 500 muertos. Creo que ya

El mandil Landa, un buen invento español

(Mandil Landa usado por la Cruz Roja) Como muchos sabrán la Cruz Roja nació cuando Henry Dunant contempló el campo de batalla de Solferino tras el combate. En España, la Cruz Roja vio la luz de la mano de Nicasio Landa y de Joaquín Agulló, conde de Ripalda, en el año 1864. De estos dos pioneros, el primero, Landa, fue además inventor de un mandil que lleva su nombre y que fue una revolución que

La guerra no es un buen sitio para enfermar

(Oficiales médicos en África en la Primera Guerra Mundial) Lo cierto es que el título de la entrada es tan obvio que casi parece una broma, entre otras cosas porque la guerra no es un buen sitio para casi nada. Pero como supondrán, detrás de la frase hay algo más, que son algunos datos sobre las muertes causadas entre los combatientes por enfermedad, en torno a la Primera Guerra Mundial. Fue entonces, en la Gran

Carton de Wiart, de herida en herida hacia la gloria

(Carton de Wiart) El caso de Blas de Lezo, apodado el Mediohombre por las partes de su cuerpo que fue perdiendo en combate, no es único, y el inglés Carton de Wiart no le va a la zaga. Combatiente en la Segunda Guerra Boer y en las dos guerras mundiales, sus heridas y los hechos de su vida son increíbles. Nacido en 1880, a los 19 años dejó los estudios y comenzó su carrera en

Un bombardeo poco efectivo

(Una nave italiana bombardeando barcos turcos) La guerra Italo-Turca, también conocida como guerra de Libia, fue un conflicto que enfrentó a Italia y Turquía, de ahí el primer nombre, y que comenzó el 29 de septiembre de 1911 cuando los italianos pusieron el ojo en Libia, de ahí el segundo nombre del conflicto, para aumentar su presencia en el norte de África y equilibrar la posición de Francia en esa zona. En abril de 1912

Otto von Bismarck vislumbró la guerra cuatro décadas antes

La siguiente cita de Otto von Bismark data de 1878 y es sorprendente el acierto que tuvo en su predicción en torno a la Primera Guerra Mundial, que comenzaría casi cuarenta años después. Europa hoy es un barril de pólvora y sus líderes son como hombres fumando en un arsenal. Una simple chispa desatará una explosión que nos consumirá todos. No puedo decirles cuándo tendrá lugar la explosión, pero sí puedo decirles dónde: alguna maldita