Una bragas, casus belli

Casus belli, es decir, motivos para la guerra los ha habido de todo tipo: conquistas, ofensas, riquezas, un cerdo, pasteles, riquezas, el fútbol, riquezas… y, según un historiador, hasta unas bragas. La causa de la guerra franco-prusiana fueron las bragas de la reina de España; o más exactamente, la rapidez y la frecuencia de su descenso. Richard Holmes (1946-2011) Fuente: El peso de la historia, de Michael Leventhal (Ed.)

Guerra bacteriológica en el siglo XVIII

Durante la guerra franco-india que tuvo lugar entre 1754 y 1763 los nativos norteamericanos hubieron de hacer frente a una ataque de guerra química. Al final del conflicto, en la rebelión de Pontiac, llamada así por el nombre del más importante de los líderes indios del conflicto. Fueron estos los que en junio de 1763 sitiaron Fort Pitt, un lugar bien fortificado y bien defendido que se mostró inaccesible en los primeros ataques. Previendo una

La guerra de los sellos

El Gran Chaco es una región de Sudamérica que cubre millón y medio de kilómetros cuadrados y que se reparte entre Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil, aunque según las fuentes el tamaño varía y por lo tanto también la configuración territorial. Si no están claros los límites en las fuentes, como ustedes supondrán, cada país acerca el ascua a su sardina y surgen los roces. Hay una zona del Chaco, el Chaco Boreal, que por

Evolución de la tecnología bélica

Hoy voy a presentarles un listado con la evolución de la tecnología armamentística, desde el año 4000 a.C. (siglo arriba o abajo) hasta nuestros días. Tomo esta lista de un magnífico libro plagado de referencias e información sobre ejércitos, batallas, armas… titulado Militaria y escrito por Nicholas Hobbes. El subtítulo es “Hechos, leyendas y curiosidades sobre la guerra y los ejércitos a través de la historia”. Ahí va el listado, que tiene elementos ciertamente interesantes,

La guerra del Opio, té por Opio

A comienzos del siglo XVIII, no era común, ni por asomo, que la gente en Inglaterra tomará té. Al acabar el siglo todo había cambiado. Todo el té que la East India Company era capaz de importar de China era consumido con gusto por los británicos. Esta situación llevó a un problema económico. Los chinos no estaban especialmente interesados en ningún producto occidental y, por lo tanto, la balanza estaba peligrosamente inclinada: China exportaba mucho

Domingos sangrientos

Si preguntamos cuál fue el Domingo Sangriento, mucha gente hablará del 30 de enero de 1972, cuando en Londonderry, Irlanda del Norte, murieron 14 personas por los disparos efectuados por paracaidistas británicos. Una manifestación había tenido lugar antes de la tragedia. Y este domingo será posiblemente el más mencionado en nuestra encuesta gracias a la canción “Sunday, Bloody Sunday” del grupo irlandés U2. Sin duda, uno de sus mayores éxitos. Pero no es este el

No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos

Wellington, el famoso militar británico, fue un tipo que a pesar de no tener implicación directa en la primera línea de fuego, siempre anduvo cerca de la misma y milagrosamente nunca fue herido de gravedad. Montado en su caballo Copenhagen no pocas veces se movió entre las bombas y los disparos enemigos. Esto ya muestra una forma curiosa de afrontar la guerra y la lucha desde su rango, pero veremos más detalles a continuación. En

Cerdos contra elefantes

Todos tenemos en la cabeza que los elefantes fueron usados como “arma” durante las guerras hace siglos. Ciertamente, debía ser complicado luchar contra aquellos tremendos bichos con las armas de entonces. Pero es aquí cuando recibidos los sabios consejos de Plinio el Viejo. Según indicaba Plinio, los elefantes tienen miedo y se asustan cuando oyen los chillidos y gruñidos de los cerdos. ¿Cómo hacer que los gorrinos armen jaleo? También resuelve este tema el sabio

Los suizos inventaron el reloj de Cuco

«Recuerda lo que dijo no sé quién: En Italia, en treinta años de dominación de los Borgia, hubo guerras matanzas, asesinatos… Pero también Miguel Ángel, Leonardo y El Renacimiento. En Suiza, por el contrario, tuvieron quinientos años de amor, democracia y paz. ¿Y cuál fue el resultado? ¡El reloj de cuco!» El Tercer Hombre (película)Dicho falso, empezando porque los suizos no inventaron el reloj de cuco. Pero en cualquier caso, es una buena frase.