Romper una lanza

La expresión romper una lanza a favor de algo o alguien, proviene de la justas medievales, cuando un caballero rompía una lanza antes de luchar para defender el honor de otra persona. The expresión «break a spear» that is the same as «to stick up for», has its origin in the medieval tournaments, when a knight broke a spear before fight to defend the honor of another person.

Guerra biológica en 1346-1347

El tártaro De Mussis utilizó la guerra biológica en 1346-1347 en Caffa. Durante el sitio de la ciudad, catapultó cadaverés de víctimas de la peste por encima de la muralla, causando una epidemia de peste bubónica dentro de la ciudad. A tartar man named De Mussis, used the biological war in 1346-1347 in Caffa. During the siege of this city, he catapulted corpses of plague victims over the city wall, creating and epidemic inside the

Camisa de once varas

Para adoptar niños en la Edad Media, se hacía pasar al niño por la manga de una camisa, hecha para la ocasión y muy ancha. Al salir el niño por el cuello de la camisa, se le besaba en la frente. Así, del riesgo que conlleva la adopción de un niño que luego podría traer problemas, proviene la expresión «Meterse en camisa de once varas». Por cierto, una vara son 835,9 mm. To adopt babys

El estandarte cristiano y los templarios (s. XII-XIII)

Durante la batalla, los caballeros templarios nunca podían dejar el campo de batalla mientras hubiera un estandarte, besante o gonfalón en pie. Cualquier estandarte cristiano era válido para esta condición, fuera templario, hospitalario o de cualquier otro. Estos estandartes estaban siempre bien protegidos por caballeros, y estaba prohibido bajarlos o usarlos como lanza. In the battle, the templar knights must continue fighting while there was a banner risen. Any christian banner is valid to maintain

El sitio de Sevilla (1078)

Antes de que el Rey Alfonso VI de Castilla sitiara la ciudad de Sevilla, su gobernante, un moro llamado Al-Mutamid, envió a Ibm-Ammar a retar al Rey Cristiano. Ibm-Ammar era un gran jugador de ajedrez y también el Rey Alfonso VI era un gran aficionado. Así, sobre el tablero se decidió el destino de Sevilla. El Rey castellano perdió la partida y se retiró sin librar batalla en el campo. Before theKing Alfonso VI of

1 5 6 7