El alquimista pobre


En una ocasión un famoso alquimista escribió una obra titulada “Crisopeya o arte de fabricar oro” y se la presentó al papa León X. Claro está que una obra que enseña a fabricar oro tiene un valor inapreciable y el alquimista esperaba ser recompensado generosamente por hacer entrega de esta información a la Santa Madre Iglesia. Pero la iglesia, o más bien sus representantes, en no pocas ocasiones son personas de gran sabiduría, vasto ingenio y fino humor. Y así, el papa León X le entregó al ilustre alquimista una bolsa vacía en pago por su obra. El alquimista debió pedir una explicación al pontífice y este le contestó: “No te doy la bolsa llena de monedas porque, sin duda, te será fácil llenarla aplicando tus conocimientos del alquimia”. ¿Quién emite replica contra esta afirmación? Es perfectamente lógica.[Image by chosovi]

6 thoughts on “El alquimista pobre

  1. Genial post. Creo que nunca he dejado un comentario, pero llevo ya varios meses enganchado a este blog, y es de lo mejorcito que se puede encontrar por internet.

    Enhorabuena, y a seguir así de bien 🙂

  2. Felicidades por tu blog. Me lo he leido de cabo a rabo y me ha gustado muchisimo. Te animo a seguir escribiendo sobre un tema tan interesante y entretenido.

    Un saludo

  3. Parece que este sea el post de los que estrenamos y descubrimos este blog. También es mi caso, no lo conocía i debo felicitar al autor! Buen post, buen blog, buenas historias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.