Venceréis, pero no convenceréis

Al poco tiempo de comenzar la Guerra Civil Española, hubo un encontronazo en Salamanca entre el gran escritor Miguel de Unamuno y el general José Millán-Astray, fundador de la Legión Española. Era el 12 de octubre de aquel 1936 y en el paraninfo de la Universidad de Salamanca las palabras iban y venían mostrando unas posiciones que eran extremistas. El general estaba acompañado por muchos simpatizantes, entre ellos, un grupo de legionarios armados. En un

Mujer desaparecida

Diciembre de 1926, una famosa escritora desaparece sin motivo aparente cuando se encuentra en Sunningdale, creando una gran alarma social. Los libros que escribe son marco habitual de desapariciones y asesinatos, lo que da al caso un tinte de misterio. Su coche es encontrado abandonado en una cantera y antes de salir de casa dejó una nota para su secretaria diciendo que iba a Yorkshire. Su madre había muerto poco tiempo antes y su marido,

Era de noche y, sin embargo, llovía

La frase que encabeza a modo de título esta entrada se suele utilizar como ejemplo de discurso sin consistencia o lógica, de ideas absurdas o como ejemplo de mala escritura, desde un punto de vista literario. Esta frase fue escrita por Antonio Neira de Mosquera un periodista y escritor gallego, como ejemplo de lo que antes decía. A pesar del escrito del citado Neira, según parece, en una ocasión un joven escritor se acercó a

Bécquer, despedido

Gracias a un amigo, Gustavo Adolfo Bécquer consiguió un trabajo en la Dirección de Bienes Nacionales. Un trabajo aburrido, pero que, como se suele decir, pagaba las facturas. El caso es que el tedio del trabajo hacía al poeta buscar algunas distracciones, por ejemplo, el dibujo. Así, estaba una vez dibujando una escena de Hamlet cuando entró en su despacho uno de sus jefes. De espaldas al susodicho, al ser preguntado sobre qué hacía, Bécquer

Más de un millón de versos

Félix Lope de Vega y Carpio, como bien saben, es uno de los autores más importantes de la literatura del Siglo de Oro español. Pero no sólo es uno de los más importantes, sino que también fue uno de los más prolíficos. También se le conoce, gracias a Cervantes, con el sobrenombre de Fénix de los Ingenios y Monstruo de la Naturaleza. Y efectivamente parece que era un auténtico monstruo de la naturaleza, si atendemos

El verdadero profesor Tornasol

Hoy he visto en el periódico que se van a subastar una serie de objetos relacionados con Tintín y me he acordado de una cuestión que me comentaron hace unos días y que voy a compartir con ustedes. Comiendo el otro día con Juanjo de la Iglesia, co-presentador hace unos años de Caiga Quien Caiga, periodista, locutor, escritor… y buen aficionado a los comics, me dijo que el profesor Tornasol de los comics de Tintín

Despidiendo a Mr. Kipling

Son muchos los casos de grandes músicos o escritores que fueron rechazados, en sus comienzos, o incluso científicos que hoy son estudiados y fueron calificados como estudiantes torpes. En esta situación se vio Rudyard Kipling, el famoso y gran escritor, que hoy es considerado todo un clásico. Trabajaba como reportero para el periódico San Francisco Examiner cuando fue despedido. Podría ser causa suficiente para considerar aquello un error, despedir a un tipo como Kipling, con

El Titán y el Titanic

Futility, or the Wreck of th Titan, algo así como, “Inutilidad, o el naufragio del Titán” es una novela escrita por Morgan Robertson. En esta obra, un buque transatlántico, llamado Titán, se hunde en el Atlántico Norte después de chocar contra un iceberg. ¿Les parece original este argumento? Seguramente dirían que no. Pero fue escrita en 1898, 14 años antes del hundimiento del famoso barco real casi homónimo: Titanic. El barco de la novela, como