Hay que poner en el anzuelo lo que le guste al pez

Hoy les traigo una curistoria que puede ser interpretada desde varios puntos de vista y cuyo sentido se puede aplicar a muchos ámbitos de la vida. Corresponde al escritor argentino Julio Escobar, nacido en el año 1892 y fallecido en 1957. Su carrera literaria estuvo básicamente ligada al teatro y ahí debía tener cierto éxito por lo que vamos a ver a continuación.

En una ocasión le dijo un crítico.
Oiga, Escobar, siendo como es usted escritor de pluma feliz, de grandes recursos intelectuales y de formación sólida, ¿cómo es que en la escena busca sólo el aplauso fácil, halagarle el gusto a la gente, aunque sea cayendo en la chabacano?

El escritor le respondió:
Mire usted, cuando vamos a pescar ¿qué ponemos en el anzuelo, lo que nos gusta a nosotros o lo que les gusta a los peces?

Como decía al comienzo de esta corta entrada, toda una lección. Cuando vayan ustedes a pescar, sean del tipo que sean los peces, piensen en qué le viene mejor al anzuelo para que la captura sea jugosa.

Fuente: Anécdotas de la historia, de Pancracio Celdrán

5 thoughts on “Hay que poner en el anzuelo lo que le guste al pez

  1. Decia un tal Lope de Vega ( oscuro escritor de comedias, creo 🙂 ) que:

    y escribo por el arte que inventaron
    los que el vulgar aplauso pretendieron
    porque como las paga el vulgo, es justo
    hablarle en necio para darle gusto.

  2. No sé si se ha tratado en alguna Curistoria, y tampoco sé si es verídico o no. Pero cuentan que, mientras componía "Carmen", Bizet dijo algo así como "¿Queréis basura? Pues tomad basura"

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.