Las trompetas de Jericó de los Stuka

Dice la Biblia que Jericó tenía una poderosas murallas que protegían a sus habitantes. Los israelitas asediaron la ciudad y tras vueltas en torno a ella durante varios días, la murallas se vinieron abajo ante el sonido de las trompetas de siete sacerdotes. Esas son las trompetas de Jericó bíblicas. En la Segunda Guerra Mundial las trompetas de Jericó de los Stuka era otra cosa, pero también anunciaban lo peor. Stuka proviene directamente de bombardero

El último judío de Vinnitsa

Me pasa a menudo que me encuentro con una foto que he visto mil veces y, de repente, me pregunto por la persona de la misma. En muchos casos ha pasado a la historia sin quererlo, incluso pagando con su vida a cambio. Es el caso de Juan Romero, el chaval que le daba la mano a RFK cuando le dispararon. O de George Blind, el hombre francés que sonrió ante su pelotón de fusilamiento

El Día de la Infamia y el Discurso de la Infamia

Hay palabras o expresiones que son dichas en el momento sin la intención de crear una sentencia para la historia, pero que, finalmente, acaban dado nombre precisamente a ese momento o a esa época. La expresión telón de acero, por ejemplo, es uno de los casos, que, aunque tiene varios padres, el uso que le damos hoy se lo debemos a Churchill. El británico también creó la idea de Segunda Guerra de los 30 años

Datos del día D, números y estadísticas del desembarco de Normandía

El desembarco de Normandía es una de las fechas más importantes de la Segunda Guerra Mundial y, probablemente, del siglo XX. Por ello, muchas veces ha pasado por Curistoria esa fecha y sus acciones aledañas, de un modo u otro. No obstante, nunca me había parado en los datos del día D. Se acerca un nuevo aniversario de aquel 6 de junio de 1944, los 75 años, y un número tan redondo bien merece una

El hombre francés que sonrió ante su pelotón de fusilamiento nazi

El tipo que ven en la foto se hizo famoso porque aparece sonriendo ante su pelotón de fusilamiento. Al menos, esa es la sensación que nos transmite la cara de Georges Blind, que así se llamaba, y por ello es famoso. Quizás podría hacerle gracia sospechar que los alemanes que tenía enfrente, su pelotón de fusilamiento, estaban simulando, no se equivocaba, pero Blind murió poco después, en 1944, asesinado por los nazis. Dicho todo esto,