Turandot, la ópera inconclusa

Turandot es una famosa ópera en tres actos compuesta por Giacomo Puccini, con libreto de Giuseppe Adami y Renato Simoni. Esta obra tiene una de las arias más conocidas de la historia de la música y una de mis preferidas: Nessun dorma. No hace mucho llegué a comentar que si algún día tenía un país o algo similar propio, su himno sería esta aria. Puccini comenzó a trabajar en esta ópera en marzo de 1920

Curiosidades sobre Mario Bros

Hoy me he encontrado en Internet una infografía (o gráfico) con datos curiosos sobre Mario Bros. Me gustan mucho este tipo de gráficos y me parecen, algunos, realmente geniales. Pero centrándonos en lo nuestro, he pensado que Mario bien merece una curistoria. Desde luego es un juego histórico. Siguiendo el espíritu del gráfico original, ahí va la lista de curiosidades: El primer Mario Bros. fue producido por Nintendo allá por 1983. El juego nace a

Bécquer, despedido

Gracias a un amigo, Gustavo Adolfo Bécquer consiguió un trabajo en la Dirección de Bienes Nacionales. Un trabajo aburrido, pero que, como se suele decir, pagaba las facturas. El caso es que el tedio del trabajo hacía al poeta buscar algunas distracciones, por ejemplo, el dibujo. Así, estaba una vez dibujando una escena de Hamlet cuando entró en su despacho uno de sus jefes. De espaldas al susodicho, al ser preguntado sobre qué hacía, Bécquer

Joder, qué tropa

Si les preguntó quién es el autor de la frase “joder, qué tropa”, seguro que muchos me responderán que no es otro que el líder del Partido Popular, de España, Mariano Rajoy. No hace mucho que la pronunció, aunque no recuerdo ahora mismo a santo de qué y, si les soy sincero, no me interesa lo más mínimo, ya que hoy hablamos del Conde de Romanones. Se le atribuye a él esta frase, aunque no

Pantalón, personaje de teatro

>En el siglo XVI se comenzó a hacer en Italia, especialmente en Venecia, un tipo de teatro, sin un texto fijo, conocido como Comedia del Arte. A partir de una trama más o menos esbozada, una serie de actores arquetípicos construían la obra con una buena dosis de improvisación. El arlequín y el bergamo, eran dos de esos personajes. Quizás con la referencia del primero nos podemos hacer una idea del estilo del teatro y