La historia de Genji, quizás, la primera novela de la historia

(La historia de Genji, de Murasaki Shikibu) Podríamos abrir un debate, tan estéril como entretenido, sobre qué es y qué no es una novela, y una vez resuelta esa parte, podríamos entonces discutir sobre cuál es la obra que merece ser considerada la primera novela de la historia y cuáles, aun siendo importantes, no pueden reclamar ese honor. Pero es estéril el debate, y mucho menos en un medio como este. Si al menos estuviéramos

La monja que fue una de las madres de la informática

(La hermana Keller, una de las madres de la informática) Es ya larga la lista de mujeres que ha pasado por Curistoria desmontando mitos y leyendas. Las primeras conductoras, mujeres que empujaron el desarrollo de la industria automovilística, el mejor pirata de la historia, que fue mujer, Curie… y dentro del ámbito de la informática o de las ciencias de la computación, también hemos visto ya que algunas mujeres tienen su hueco en la historia. La

Hanna Reitsch, una mujer que brilló en la Luftwaffe

(Hanna Reitsch siendo condecorada por Hitler) Una de las mejores pilotos de la Luftwaffe fue una mujer, llamada Hanna Reitsch, y que además de varios récords deportivos, trabajó como piloto de pruebas para la Alemania nazi, probando algunos aparatos a los que otros pilotos no habían sido capaces de dominar. En la imagen superior, el propio Hitler le entrega la Cruz de Hierro, ante Hermann Göring, jefe de la Luftwaffe. Nacida en 1912, fue una militante

El día que asesinaron a La Venus del espejo

(La Venus del espejo tras el ataque) No siempre, posiblemente ni siquiera a menudo o incluso quizás ni siquiera alguna vez, el fin justifica los medios. Las mujeres que valientemente lucharon por sus derechos en el pasado, las sufragistas, llevaron a cabo acciones en ocasiones muy cuestionables. Ya no hablamos del caso de Emily Davison, que acabó muerta a los pies de los caballos, sino de algunos más excesivos como el que llevo a cabo

El posible romance entre Eisenhower y su chófer

(Kay Summersby, la chófer de Eisenhower) Dwight D. Eisenhower, Ike, necesita pocas presentaciones, ya que es uno de los presidentes de Estados Unidos más conocidos y además fue una de las figuras más relevantes de la Segunda Guerra Mundial, con el cargo de Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa. Tras la guerra fue el primer Comandante Supremo de la OTAN. Más allá de todos estos hechos públicos e históricos, también hay algunos aspectos

William Marston, inventor y feminista

(Wonder Woman, por Alex Ross) William Marston fue un estudiante de psicología de Harvard que en 1915 desarrolló un sistema al que denominó Test de Engaño de Marston. El invento iba midiendo la presión sanguínea de una persona y dibujándola en una gráfica mientras dicha persona respondía a preguntas que se le iban haciendo. Si la gráfica, en alguna respuesta, presentaba un discontinuidad, la persona estaba mintiendo. En resumidas cuentas, Marston inventó el detector de

Aprender de los errores e inventar el corrector

(Bette Graham Nesmith) Bette Graham Nesmith, allá por la década de 1950, se ganaba la vida como secretaria a pesar de que no era demasiado buena con la máquina de escribir. Un problema, sin duda, en su día a día. Hablamos de cuando aún no había ordenadores ni procesadores de texto y un error con las teclas al final de una página significaba sacar la página de la máquina y tirarla a la basura para

Un único disparo que pudo haber evitado la Gran Guerra

(Annie Oakley en un cartel promocional) A veces la historia cambia en un minuto, qué digo minuto, en un momento. Lo que ocurre es que al conocer únicamente lo que ha ocurrido y no las alternativas que no llegaron a ser, es casi imposible identificar esos momentos. Por ejemplo, quién sabe qué hubiera ocurrido si la mujer que protagoniza hoy la curistoria hubiera fallado un disparo, quizás el mundo no habría visto la Primera Guerra

La mujer que inventó el limpiaparabrisas

(Mary Anderson, inventora del limpiaparabrisas) Hace un par de días les hablaba de Florence Lawrence, la mujer que invento el intermitente y la luz de freno en el mundo del automóvil. Pero no acaba ahí la cosa, la relación de pioneras en el mundo de la automoción cuenta también entre sus filas con la madre de Florence, Charlotte Bridgwood. Pero empecemos por el principio. Una dama llamada Mary Anderson y nacida en 1866, consiguió nada más

La mujer que inventó el intermitente y la luz de freno

(Florence Lawrence) Ya les conté hace tiempo que el primer viaje en coche, allá por 1888, lo hizo una mujer. Vamos a ver que, en vista de algunos hechos, parece que alguna mano femenina más estuvo detrás de los avances del automóvil en sus primeros tiempos. Florence Lawrence fue una inventora y actriz nacida en 1886 en Canadá. Comenzó su carrera en el mundo del cine en 1907 y es considerada como la primera estrella