Han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina

Han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina

En realidad no es complicado que hayan muerto más reyes franceses de cualquier cosa que en la guillotina, porque tan sólo uno de ellos murió de ese modo. Ese triste final lo tuvo Luis XVI el 21 de enero de 1793. Esto no es sorprendente. Lo es más saber que han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina.

Lo de los franceses y el tenis viene de mucho antes de Roland Garros, el aviador francés que quedó asociado al tenis para siempre. Para su desgracia en algunos casos, como vamos a ver.

Han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina, gana el deporte por 3 a 1

El primero de los casos es el de Luis X de Francia, un rey que murió nada menos que en 1316. Por lo tanto, no hablamos del tenis moderno, sino de un juego previo muy similar llamado juego de palma. Luis X era un gran aficionado a este juego y promovió que se construyeran lugares en los que jugar. En junio de 1316, después de un partido, agotado y asfixiado por el calor, Luis X bebió vino muy frío y aquello acabó mal. Tan mal que murió debido al sofoco sofocado con vino frío. No lo olvidemos, después de jugar al tenis.

Casi dos siglos más tarde, en abril de 1498, el rey Carlos VIII de Francia, decidió ir a ver un partido de tenis junto con la reina. De camino a la pista, el rey estrelló su cabeza contra el dintel de piedra de una puerta especialmente baja. Llegó al partido y lo estuvo viendo durante un buen rato, pero de repente, se desplomó. Perdió el sentido y durante varias horas los médicos lo trataron en la propia pista de tenis. Más bien en lo que sería la grada de la pista. Lo trataron, sin éxito. Tenía tan sólo 27 años y antes de que acabara el día, murió.

Ya tenemos dos reyes de Francia muertos en una situación relacionada con el tenis. Ya son más que el número de reyes franceses que han muerto en la guillotina. Pero es que no acaba aquí esta relación.

El tenis y las bebidas fríos son una mezcla mortal para los reyes de Francia

Después de esto, si uno fuera rey de Francia, haría borrar del mapa todas las pistas de tenis y buscaría un nuevo deporte para la realeza. Pero no fue así y uno más lo pagó con su vida, aunque este no tuvo tiempo ni siquiera de llegar a rey. Hablamos del delfín Francisco de Valois, hijo de Francisco I. Como decimos, delfín porque nunca llegó a rey.

Hace unos días les contaba que Juan II de Francia viajó a Londres por honor para que lo hicieran preso, después de que su hijo se escapara de Inglaterra, donde estaba como garantía de pago. Francisco I hizo lo contrario con dos de sus hijos cuando estaba prisionero de Carlos V de España. A diferencia de Juan II, Francisco I fue liberado a cambio de dejar a sus hijos como garantía. Luego no hizo lo acordado, por lo que podemos suponer que de algún modo no le importaba perder la garantía.

Uno de esos hijos que Francisco I había dejado como garantía era el heredero al trono de Francia. En 1536 el delfin repitió lo que había hecho Luis X 220 años antes. Jugó al tenis y luego tomó una bebida muy fría. En este caso era agua helada. Como aquel, murió poco después. Con él son dos reyes y un delfín, un heredero al trono, los reyes franceses caídos por culpa del tenis.

Por cierto, tanto en el caso de Luis X como en el de el delfín Francisco, se habló de envenenamiento.

Fuente: Historia de Francia, de John Julius Norwich

2 comentarios en «Han muerto más reyes franceses por el tenis que por la guillotina»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.