No, no es cierto que la manzana de Apple sea un homenaje a Alan Turing

No, no es cierto que la manzana de Apple sea un homenaje a Alan Turing, y el propio Jobs lo confirmó

Ya les he comentado otras veces mi interés por Alan Turing, tanto por su presencia en la Segunda Guerra Mundial como por su contribución al mundo de la computación. Precisamente por esto último, porque es uno de los pioneros del mundo de la informática, se dice que la manzana de Apple, su logo, se debe a él. Pero no, no es cierto que la manzana de Apple sea un homenaje a Alan Turing.

Turing murió en 1954, a los 42 años. Se suicidó mordiendo una manzana a la que había inyectado cianuro. Su homosexualidad había sido castigada por la justicia y había aceptado pasar por un tratamiento médico, una castración química. Las secuelas del tratamiento, junto con la propia situación, hicieron que su cabeza no marchara bien y acabó quitándose la vida. Hay cierta especulación sobre su muerte y sobre si fue un suicidio. Junto al cadáver encontraron una manzana mordida.

No, no es cierto que la manzana de Apple sea un homenaje a Alan Turing, y el propio Jobs lo confirmó

Es una leyenda urbana muy extendida que el logo de Apple, la empresa del iPhone, el Mac… es un homenaje a Turing. Sería esa manzana mordida con la que se quitó la vida el científico británico la que habrían puesto los fundadores de Apple en el logo. Steve Jobs y Steve Wozniak, junto con Roland Wayne, harían ese guiño en 1976 a Turing. Pero no es así.

Para empezar, puestos a homenajear a Turing, sería un poco tétrico hacerlo con la fruta, una manzana, con la que se quitó la vida. Y además hacerlo con la manzana ya mordida. Quizás sin ese mordisco, podría significar que Turing seguía vivo en su legado y en el mundo de la computación. Pero no es cierto.

Rob Janoff, el creador del logo de Apple, confirmó en 2009 que todo era una leyenda. Janoff tomó el diseño de la manzana que había elegido los fundadores de Apple y le añadió el mordisco. Sencillamente para que no se confundiera con otra fruta. Bastaba ese mordisco para que se entendiera el tamaño de la fruta y se supiera que era una manzana y no una cereza o cualquier otra cosa.

Por otra parte, la confirmación llegó de la mano del propio Steve Jobs. En una ocasión el escritor y actor Stephen Fry le preguntó a Jobs si la historia sobre el logo de Apple y Turing era cierta, sobre si era un homenaje al británico. Jobs respondió:

Dios, desearíamos que fuera así, pero es sólo una coincidencia.

En definitiva, es un invento y peor que el de Turing de jugar al ajedrez y correr a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.