Por qué Jesucristo resucitó al tercer día si sólo habían pasado dos días - Curistoria - Curiosidades de la historia #Curistoria

Por qué Jesucristo resucitó al tercer día si sólo habían pasado dos días

Por qué Jesucristo resucitó al tercer día si sólo habían pasado dos días
(Calendario romano basado en los cónsules de cada año)
Leyendo el interesante libro Un año en la antigua Roma, escrito por Néstor F. Marqués, del que ya les hablaré en detalle otro día, me he enterado de algo que es obvio y que ha estado delante de mis narices durante toda mi vida pero que me había pasado desapercibido. Es un detalle que tiene que ver con la Semana Santa, fiesta que ya empieza asomar en el horizonte. Como habrán escuchado miles de veces, se dice que Jesús resucitó al tercer día, lo que no es cierto según nuestras costumbres y parámetros, pero sí es cierto si habláramos como en la Roma clásica.

Como ya hemos comentado otras veces, las deudas que tiene nuestra cultura con Roma son infinitas. Muchas palabras y costumbres tienen su enlace directo con palabras y costumbres romanas de hace un buen número de siglos. Hasta la política. Pero algunas pocas cosas han cambiado, entre ellas, la forma en la que contamos. Los romanos contaban inclusivamente mientras que nosotros no lo hacemos así. Por esto mismo Jesucristo no murió y resucitó al tercer día, según nuestra forma de hablar actual, sino que murió y resucitó al segundo día.

Según las escrituras Jesucristo murió el viernes y resucitó el domingo, Domingo de Resurrección. Por ello nunca diríamos que han pasado tres días entre el viernes y el domingo, sino que decimos que han pasado dos días, el sábado y domingo. Pero, como muy bien explica Néstor F. Marqués en su libro, los romanos contaban inclusivamente. Esto es, tanto el inicio como el final de la serie se incluían el contador. Dicho de otro modo, nuestra semana de siete días tendría ocho para los romanos, ya que incluirían el inicio y el final de la semana en la cuenta. Tendrían el horror de semanas con dos lunes, el primero y el último, haciendo así ocho días.

De esa misma forma de contar es de donde nace la expresión católica que dice que Jesucristo resucitó al tercer día, ya que se contaría viernes, sábado y domingo. Es sorprendente saber que esta expresión, con siglos de antigüedad, sigue tan presente hoy en nuestro lenguaje Y que todos decimos que resucitó el tercer día, usando el método romano, cuando sabemos que realidad fueron sólo dos días.

Siguiendo esta misma lógica, cuando algo va pasar en una semana, por ejemplo, si hoy es lunes y ese algo va ocurrir el próximo lunes, mi madre siempre dice eso ocurrirá de aquí en ocho días, cuando en realidad pasarán siete. Otra reminiscencia de la forma de contar romana, en este caso, en boca de mi madre. ¿Se han parado a pensar por qué hablamos de 15 días cuando queremos referirnos a dos semanas, y por lo tanto en realidad estamos hablando de 14 días? La respuesta, de nuevo, está en la forma inclusiva de contar que utilizaban los romanos y que aun nos impregna.
Por qué Jesucristo resucitó al tercer día si sólo habían pasado dos días Por qué Jesucristo resucitó al tercer día si sólo habían pasado dos días Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 20:40 Rating: 5
>