En una ocasión, George Bernard Shaw envío dos entradas para el estreno de una de sus obras a Winston Churchill. Junto con las entradas, remitió un mensaje que decía algo como: «Le envío dos entradas para el estreno, para usted y un amigo, en caso de que lo tenga». Churchill le contestó: «No podré ir el día del estreno. Iré a la segunda representación, en caso de que la haya». George Bernard Shaw sended one

1 13 14 15