El error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam

El error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam

Modos de reclutar y sumar soldados para las guerras ha habido muchos. Desde la voluntariedad hasta la obligación total, pasando por el sorteo. De hecho, según la RAE, reclutar supone que el mozo se alista voluntariamente o que ha sido designado por sorteo. Luego siempre hay formas de librarse del servicio militar. Recordemos hoy el error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam que condenó a los nacidos en diciembre.

El error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam condenó a los nacidos a final de año, por no remover las bolas del sorteo

El 1 de diciembre de 1969 se llevó a cabo el primer sorteo de reclutas para el ejercicio estadounidense desde 1942. Tuvo lugar en Washington y se conoce habitualmente como la lotería de Vietnam. Y era una lotería, como esos sorteos de los campeonatos de fútbol actuales y que no pocas veces dan sorpresas y dan pie a quejas. Esto era tan serio como enviar jóvenes a la guerrra, pero aún así también ocurrieron cosas raras.

El sorteo de aquel primer día de diciembre de 1969 determinaba quiénes y en qué orden serían llamados a filas los jóvenes nacidos entre 1944 y 1950, ambos incluidos. Esta lotería suponía un cambio en el método usado hasta entonces, que determinaba que el orden lo establecía la edad. Esto es, lo más mayores eran los primeros en vestir el camuflaje. En 1969 esto cambió.

Igual que en los sorteos de fútbol actuales se introdujeron en un gran recipiente transparente bolas que contenían un papelito. Había 366 bolas, una por cada día del año, teniendo en cuenta que también hay nacidos los 29 de febrero. Las bolas, azules y opacas, se fueron extrayendo a mano y el orden de extracción marcaba el orden del llamamiento a filas. Todos los hombres nacidos entre 1944 y 1950, ambos incluidos, en el día del año de la bola en cuestión, eran seleccionados.

El congresista Alexander Pirnie sacó la primera bola: 14 de septiembre. Los nacidos en este día serían los primeros reclutas. Después salió el 24 de abril y así se continúo día tras día hasta completar el año. Eso sí, a partir de la bola número 195, los nacidos en esos días no serían reclutados. Se libraban de la guerra, para ser claros.

El día de nacimiento y las iniciales del nombre y los apellidos marcaban el orden de llamada a filas

Dentro de cada día se ordenó también a todos los reclutas según las letras iniciales de su nombre y apellidos. Se repitió un sorteo similar, extrayendo bolas, pero en este caso cada bola tenía una letra de las 26 del alfabeto. La primera en salir fue la J, lo que, junto con el día del año, 14 de septiembre en primer lugar, condenada a, por ejemplo, alguien llamado John Jameson Jonas a ser el primero de la lista, por día del año y por iniciales de su nombre.

No era un procedimiento complicado y debería haber sido justo, pero un error sencillo y simple hizo que el resultado no fuera todo lo aleatorio que debiera. Es cierto que un procedimiento aleatorio podría generar cualquier secuencia de días y de letras, pero el resultado de aquel sorteo fue que los nacidos en noviembre y diciembre tuvieron, en términos generales, números muy bajos en el sorteo. Es decir, sus bolas salieron muy pronto y por ello eran de los primeros en ser reclutados.

Basándonos en la probabilidad, donde 195 de los 366 días enviaban gente al ejército, 14 días de diciembre deberían haber librado a sus cumpleañeros en el sorteo. Esto es, haber quedado por encima de la posición 195 en el orden de extracción de bolas. Pero sólo 5 días de diciembre tuvieron suerte: 2, 12, 15, 17 y 19. Esto hace que otros 26 días fueran seleccionados para enviar gente al ejército. Fueron 22 en el caso de noviembre.

En las siguiente imágenes, que he realizado para ilustrar la idea, he marcado rojo los días de cumpleaños seleccionados para el reclutamiento por mes y se ve cómo, a final de año, los días rojos son más comunes. La otra gráfica también deja claro que noviembre y especialmente diciembre salieron perjudicados en el sorteo, mostrando el número de días seleccionados por mes (línea) y el ratio de días por mes (84% para diciembre y el 45% para enero).

Tabla del sorteo de Vietnam de 1969

El error fue tan tonto como meter la bolas en el recipiente por orden y no remover la mano al sacarlas

Hubo, y hay, cierta controversia en torno a todo esto, pero parece probable (de nuevo hablamos de probabilidades) que las bolas se introdujeran en el recipiente por meses, comenzando por enero y acabando por diciembre. Una vez allí, no se debieron remover bien las bolas o al menos no se mezclaron lo suficiente. Esto hizo que las últimas introducidas, noviembre y diciembre, quedaran en la parte superior y por lo tanto fueran las primeras en salir. También tuvo culpa la mano inocente que las iba extrayendo, que se quedaba en la superficie en lugar de bucear y rebuscar. Es más, se puede ver perfectamente en este vídeo cómo sacaban las bolas cogiéndolas de la parte de arriba.

Así de sencilla y de aleatoria es a veces la vida, amigos. El error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam seguro que hizo que muchos jóvenes que podrían haberse librado, acabaran reclutados y percibiendo el olor a napalm por la mañana y perdiendo la vida por la tarde. ¿Cuántos murieron porque alguien no hundió suficiente la mano en el recipiente de bolas? ¿Quiénes hubieran muerto en otro caso?

Por cierto, no hace mucho, en una entrada sobre la relación entre el fin de las guerras de Vietnam y Afganistán hablábamos de los últimos dos soldados de EEUU muertos en la Guerra de Vietnam, que cayeron un día antes del final, y de que el último soldado de combate en dejar Vietnam murió en los ataques del 11 de septiembre.

1 comentario en “El error en el sorteo de reclutamiento para Vietnam”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.