Cuánto costaba librarse del servicio militar

Cuánto costaba librarse del servicio militar

Leyendo el otro día sobre la Guerra de África para escribir la entrada de Abd el-Krim, a sueldo de España primero y su enemigo después, me quedé con la tarea mental de repasar cuánto costaba librarse del servicio militar obligatorio. Hablamos de dinero real, de un pago para no ir al ejército. El que tenía ese dinero podía comprar el no ir a la mili, no servir en el ejército. Y bien aquello significar directamente no ir a sufrir a África y cosas similares. Ya escribí sobre el tema hace casi un año, al hablar de la real orden de Carlos III que dio origen a la mili, pero vamos a volver sobre ello.

El servicio militar obligatorio llegó con los borbones a España

Buscando ese importe, di con un artículo de Esaú Rodriguez Delgado al respecto. Pero empecemos por el principio. El servicio militar obligatorio, la mili, llegó a España en el siglo XVIII, con los borbones. Los ejércitos de los austrias, aquellos famosos tercios de Flandes, entre otros, eran soldados profesionales. Con los borbones llegaron las levas y el reclutamiento a las tierras de España.

Por cierto, que aquellos reclutas se conocían popularmente como quintos. Ese nombre viene de aquel siglo XVIII, porque el cupo anual de soldados hacía que uno de cada cinco hombres fueran llamados a filas. Esto es, un quinto. En España esto de los quintos fue muy importante durante décadas. Los jóvenes con la misma edad se llamaban entre ellos quintos y se decía que compartían quinta. El momento en que uno era quinto, aún cuando uno no fuera al ejército, era un hito para muchas vidas.

Volviendo a lo nuestro, el artículo del que les hablaba recoge cómo fueron cambiando los precios de redención del servicio militar. En 1851 se autorizó el pago en metálico como medio para no tener que cumplir con el ejército. El coste en ese año se marcó en 6.000 reales, que subieron a 8.000 en 1859. Fíjense que el texto de la imagen que acompaña la entrada dice “A Cuba, por no tener seis mil reales“.

Diez años más tarde, en febrero de 1869, se redujo de nuevo la cantidad hasta los 6.000 reales, aunque volvió a subir en 1875 a los 8.000. En 1874 hubo un llamamiento extraordinario del que algunos pudieron librarse por la módica cantidad de 5.000 reales. Una ganga, oiga usted.

Cuánto costaba librarse del servicio militar varió con el tiempo, pero era una cantidad enorme para una familia trabajadora

En realidad no era ninguna ganga, porque 6.000 reales eran algo más de cuatro años de salario de un trabajador. En 1850 el salario medio anual de un trabajador industrial era de 360 pesetas, y 6.000 reales eran unas 1.500 pesetas en aquel tiempo. Esto, lógicamente, hacía que librarse de la mili en realidad sólo estuviera al alcance de las familias acaudaladas.

Por otra parte, algo tenía de ganga el poder librarse, porque hablamos de una duración de servicio militar de 8 años. Si librarse costaba 4 años de salario, no librarse costaba 4 años de vida completa y otros 4 de preocupaciones. Era así porque la mitad de esos 8 años eran en servicio activo y la otra mitad en la reserva. Esto bajó a los 6 años en 1870, pero en 1877 volvió a subir a los 8 años. E incluso llegó a los 12 años en 1878, con 6 de ellos en activo y 6 en la reserva.

Ya en el siglo XX todo esto de los pagos generó ciertas polémicas y se maquilló un poco, pero no mucho, lo justo para tapar lo más feo. Se creó el soldado de cuota, que con el pago reducía el tiempo de servicio y además podía elegir destino y dormir fuera del cuartel. En resumen, si tenías dinero, pasabas la mili en casa, como quien dice.

Había otra formar de librarse, que era mediante la sustitución. Este método permitía que uno que no había sido reclutado sustituyese a otro que sí lo hubiera sido, e hiciese el servicio militar en su nombre.

6 comentarios en “Cuánto costaba librarse del servicio militar”

  1. En 1974 hubo un llamamiento extraordinario del que algunos pudieron librarse por la módica cantidad de 5.000 reales.

    Anda, y yo pensando que en 1974 ya se pensaba en pesetas y no en reales… 😉

  2. Estupendo trabajo.
    Una pregunta: A finales del XIX o principios del XX, he visto como se le reintegraban las 1500 pesetas a algunos mozos de mi pueblo que se habían librado previo pago de dicha cantidad.
    ¿Se devolvía el dinero pasados unos años?
    Si es así vaya¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Tengo pruebas escritas de esas devoluciones publicadas en el Boletín Oficial del Ejército.

    1. Gracias Maese.
      Sobre el tema de las devoluciones del dinero pagado, no sabría decirte, al verdad. Pero si hay publicaciones al respecto, seguro que había casos en los que se hacía.
      Saludos.

  3. Si mal no recuerdo, ese es el motivo por el que en el siglo XIX y principios del XX se bautizaba a niños con nombres como Rosario y similares, a los efectos de generar confusión y tratar de sacarlos de la leva futura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.