Dickens autopublicó Cuento de Navidad

Dickens autopublicó Cuento de Navidad

Un cuento de Navidad, la obra de Charles Dickens, sin duda forma parte de nuestra historia y de nuestras tradiciones navideñas. No sólo por la propia historia original, sino también por la multitud de adaptaciones y homenajes que se le han hecho. ¿En cuántos libros, películas y programas de televisión aparecen los fantasmas del pasado o el señor Scrooge? En todos los especiales de Navidad hay algún guiño a este mundo. Hoy está libre de derechos, pero podría seguir haciendo rico a su autor. Y lo más curioso es que Dickens autopublicó Cuento de Navidad porque no confiaban en sus ventas.

Dickens autopublicó Cuento de Navidad porque no confiaban en sus ventas y resultó ser un enorme éxito

La obra fue escrita en 1843 en tan sólo seis semanas, y por eso la incluí entre las diez novelas que fueron escritas en menos de un mes, aunque el inglés se pasó un poco. Por otra parte, el texto no estuvo libre de problemas para ver la luz una vez redactado. La relación entre Dickens y su editor estaba en un mal momento debido a que el dinero que le ofrecía el segundo al escritor por su obra no era suficiente a ojos de este.

El editor se basaba en las ventas, escasas, de la anterior novela de Dickens publicada: Vida y aventuras de Martin Chuzzlewit. Finalmente, no llegaron a un acuerdo y Dickens financió la edición de su bolsillo, es decir, se autoeditó, a cambio de un mayor porcentaje de los beneficios. Salió a la venta por unos cinco chelines de entonces, algo así como veinticinco euros actuales, y en pocas semanas ya era un éxito. Comenzó a venderse el 17 de diciembre de aquel 1843 y en tan sólo tres días ya se había agotado la primera edición, que eran 6.000 ejemplares. Al finalizar el año ya se habían vendido seis mil copias y tras la Navidad de aquel año el éxito siguió y siguió. En mayo de 1844 se agotó la que era la séptima edición.

A pesar de todo esto, en los primeros meses las ganancias del autor fueron de 230 libras, lo que serían unos 23.000 euros actuales. El proceso de producción no estuvo exento de problemas, así que podríamos decir que la obra asociada por antonomasia a la Navidad no tuvo un nacimiento sencillo, y eso aumentó los costes iniciales y devoró parte de los beneficios. Dickens esperaba y necesitaba mayor beneficio, pero aquello era sólo el comienzo.

Cuento de Navidad también fue la primera obra que Dickens leyó frente a miles de personas

No sólo en esto Dickens fue un pionero. También fue uno de los primeros en hacer giras por teatros leyendo sus propias obras. El éxito del autor británico era realmente increíble y se reunían verdaderas legiones de fans para asistir a dichas lecturas públicas. Curiosamente la primera novela que leyó públicamente Dickens fue Un cuento de Navidad.

Unas dos mil personas se reunieron en Birmingham para escuchar a Dickens leer sus obras ante un gran público por primera vez. Habían pasado diez años desde la publicación de la obra, aquella que financió el propio autor, y ya era una obra de referencia para la Navidad, como sigue siendo en la actualidad.

En resumen, una de las obras clave de la literatura y la novela navideña más famosa fue auto publicada y protagonizó la primera lectura pública de uno de los autores que mayor repercusión tuvo en dichas lecturas públicas.

Por cierto, sobre este tema ya escribí una entrada más reducida hace casi una década, y sobre Dickens hay publicadas otras curistorias como la de sus 37 títulos inventados o la relación entre El Cuervo de Poe y la mascota de Dickens.

3 comentarios en “Dickens autopublicó Cuento de Navidad”

  1. Posiblemente el sueño me impiden entender bien el significado de esta frase “Comenzó a venderse el 17 de diciembre de aquel 1843 y en tan sólo tres días ya se había agotado la primera edición, que eran 6.000 ejemplares. Al finalizar el año ya se habían vendido seis mil copias “.

    1. Pues es cierto que no es una buena redacción, repito lo mismo y de manera diferente. Casi es más complicado hacerlo mal que bien. 🙁
      Lo que quería decir es que esos 6000 ejemplares de la primera tirada se vendieron en tres días y a su vez decir que para final de año ya no había libros.
      Lo que digo, fallo de redacción. Es lo que tiene escribir y publicar de un tirón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.