El Cuervo de Poe se inspiró en la mascota de Dickens

El Cuervo de Poe se inspiró en la mascota de Dickens
Grabado de Gustave Doré

El poema El Cuervo, de Edgar Alan Poe no sólo es una de las obras más famosas del autor, sino que forma ya parte la cultura popular de occidente. Hay miles de referencias a él en el cine, la literatura… Sin ir más lejos, hay un capítulo de Los Simpson, de esos de la casa del árbol, dedicado a él. Bart es el cuervo, y Homer es el protagonista del poema. Ese cuervo de Poe se inspiró en la mascota de Dickens, que era un cuervo llamado Grip. Como veremos, todo un personaje literario.

Grip, la mascota de Dickens más literaria

Los cuervos, que son pájaros realmente inteligentes, son capaces de aprender a imitar el habla humana, como hacen los loros. De hecho, Grip tenía un buen vocabulario para ser un pájaro. Grip primero, en este caso, porque cuando este primer cuervo de Dickens falleció, al parecer por comer pintura, un segundo cuervo fue añadido como mascota a la familia del escritor, y también lo llamó Grip.

Los hijos de Dickens, con Grip, el cuervo (Daniel Maclise. 1841)
Los hijos de Dickens, con Grip, el cuervo (Daniel Maclise. 1841)

Grip apareció en la obra de Dickens Barnaby Rudge, aunque su momento cumbre llegó con Edgar Alan Poe. Dickens conoció personalmente a Poe cuando el primero viajó a Estados Unidos en 1842. Se encontraron en Filadelfia y hablaron de literatura, como es lógico. Poe comentó cómo había disfrutado con el cuervo en Barnaby Rudge y entonces Dickens le comentó que se había fijado en su propia mascota para escribir. Así, El Cuervo de Poe se inspiró a su vez en la mascota de Dickens.

Poe no comentó nunca directamente que su cuervo proviniera de Grip, pero sin duda hay una conexión entre ambos, entre el cuervo de Poe y el de Dickens. Es más, la conexión continuó después de la muerte de ambos. El estadounidense murió en 1849, dando comienzo a la historia de su tumba. Cuando falleció el cuervo, Dickens pidió a un taxidermista que lo disecara. Así siguió acompañándole, de un modo u otro, hasta 1870, cuando el inglés dejó este mundo.

El cuervo unió a Poe y a Dickens tras su muerte

Después de la muerte se organizó una subasta de objetos dickensianos, y entre ellos estaba Grip, el cuervo disecado. Pasó por las manos de un coleccionista de cosas de Dickens y después de algunas vueltas acabó en las manos de otro coleccionista, esta vez de cosas de Edgar Alan Poe. Así el Grip original, del que habló Dickens en Barnaby Rudge y el que inspiró El Cuervo de Poe, acabó en la Biblioteca Pública de Filadelfia, donde hoy aún sigue, en un marco hecho con maderas.

En la Torre de Londres, donde se pueden ver cuervos en sus jardines, ha habido tres ejemplares que han llevado el nombre de Grip en homenaje a la mascota de Dickens. Uno está allí desde 2012. Otro de ellos vivió la Segunda Guerra Mundial en la Torre de Londres y fue uno de los dos únicos cuervos en sobrevivir a un bombardeo alemán que acabó con todos los demás.

Por cierto, como les comentaba hace unos días, hablando de lipogramas y literatura restrictiva, el poema El Cuervo de Poe no tiene la letra Z.

Grip disecado
Grip disecado

1 thought on “El Cuervo de Poe se inspiró en la mascota de Dickens

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.