Una moneda por verso y escribió el poema más largo de la historia

Una moneda por verso y escribió el poema más largo de la historia

En el siglo X, los gobernantes de Persia decidieron que su cultura y su historia podía y debía ser recordada a través de un poema. Un poema épico, como épica sería su propia creación, para contener tanta historia. El sultán encargó al poeta Ferdousí el trabajo. Le ofrecieron una moneda por verso y escribió el poema más largo de la historia. El poema más largo de la historia, escrito por un sólo autor.

Ferdousí, cuyo nombre completo era Hakim Abol-Qasem Ferdousí-e Tusí, escribió más de 50.000 de versos, aunque cada uno de ellos es pareado. En otras fuentes se habla de 60.000 versos, por cierto. El título de la obra es Shāhnāmé, también conocido como El libro de los reyes o La épica de los Reyes y recoge la historia y cultura que se conocía de su pueblo, los persas, por lo que es normal que sea un poema enorme.

Una moneda por verso y escribió el poema más largo de la historia, pero lo acabó demasiado tarde

Esta epopeya es la más larga de la historia escrita por un sólo autor. El Mahabharata indio es más largo, pero tuvo varias manos tras su creación. Finalizado en torno al 1010, el Ferdousí llegó tarde al mercado. El autor se encontró con que la familia en el gobierno había cambiado y la promesa de un dinar de oro por cada verso se había escurrido entre sus manos. Ferdousí había creado algunos personajes inspirados en los antiguos gobernadores y eso no gustó a los nuevos, que al fin y al cabo, eran los que iban a pagar. Es más, parece que algunas partes disgustaron tanto al nuevo sultán que el pobre poeta tuvo que estar un tiempo escondido.

Al final el pobre Ferdousí cobró mucho menos, y en lugar de monedas de oro valiosas le dieron otras de plata, de mucho menos valor. Fue mal pago para un hombre que se había dejado unas tres décadas en completar su trabajo. Ferdousí era un terrateniente, lo que le permitió acceder a las historias y documentarse bien, y disponer del tiempo para la escritura. Pero al final del viaje estaba más bien arruinado. Había descuidado su hacienda y no ganó mucho con el poema. Tardó demasiado en ponerle al poema la clave MPS de Juan Ramón Jiménez, aquello que es el sello final a unos versos.

En la década de los 70 del siglo pasado, un ejemplar del siglo XVI del Shāhnāmé se dividió y se vendió por páginas. En 2006, una sola de aquellas páginas alcanzó los 1,7 millones de dólares en una subasta. No es de extrañar, ya que aquel ejemplar es, quizás, el manuscrito iluminado más valioso de la historia de Oriente Medio.

2 comentarios en «Una moneda por verso y escribió el poema más largo de la historia»

  1. «Ferdousí había creado algunos personajes inspirados en los antiguos gobernadores y eso no gustó a los nuevos, que al fin y al cabo, eran los que iban a pagar». Escribir era adular a quien te paga, ¿lo sigue siendo ahora?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.