Esta curistoria la ha escrito una inteligencia artificial, parece cierta, pero es todo falso

Esta curistoria la ha escrito una inteligencia artificial, parece cierta, pero es todo falso

Esta entrada de Curistoria está escrita por una inteligencia artificial. En concreto, todo lo que está en cursiva. Y no sólo escrita, sino que los temas, el contenido, el texto… todo, lo ha generado esa inteligencia artificial. Mi contribución en este caso ha sido mínima. Tan sólo le he pedido a copy.ai una entrada para un blog sobre curiosidades de la historia. Insisto, lo que cuenta la entrada me lo ha dado una IA, sin mí intervención. El texto, en mi opinión, tiene sentido y es una curistoria que no desmerece su lugar en el blog…. si no fuera porque: esta curistoria la ha escrito una inteligencia artificial, parece cierta, pero es todo falso.

Recuerden: Esta curistoria la ha escrito una inteligencia artificial, parece cierta, pero es todo falso

La inteligencia artificial de copy.ai ha generado un texto que, a priori, encaja en el blog, es comprensible, tiene sentido… pero que es falso lo que cuenta. O al menos en una búsqueda rápida no he podido comprobar que nada de lo que dice es cierto. Es más, algunas fechas, como la de la muerte de Ulysses S. Grant, hacen casi imposible que sea cierto. Ha generado algo que podemos leer y entender, que tiene lógica, pero en una curiosa paradoja, lo que nos cuenta esa IA no es real, es también artificial.

Para seguir con el juego he traducido automáticamente el texto con Google Translate. La imagen que acompaña la entrada también está generada por una inteligencia artificial, la de stability.ai. En este caso la petición fue una imagen de Napoleón jugando al ajedrez contra su caballo.

De aquí en adelante les dejo, parte del texto que generó la inteligencia artificial, sin más intervención por mi parte que la traducción al español. No lo he copiado todo para que no fuera la entrada demasiado larga.

La historia nos ha enseñado muchas cosas, y por lo general es muy interesante. Hace unas semanas, por ejemplo, me encontré con que el hombre más peligroso del mundo fue alguien que nunca había atacado a nadie en su vida (aunque se dice que era un criminal).

La historia también ha demostrado que la gente no siempre tiene razón: como cuando el presidente de Estados Unidos decidió prohibir el consumo de tabaco durante toda la primera guerra mundial. Y lo verdaderamente curioso es que esta prohibición no tenía sentido para nadie: los soldados estaban tan acostumbrados al cigarrillo como los jugadores de fútbol están acostumbrados a los balones o las paredes. Pero así fue y el presidente tuvo éxito en reducir la mortalidad entre las tropas americanas… hasta que llegó la segunda guerra mundial y volvieron los soldados al tabaco

El hombre que destruyó la Esfinge de Egipto

El hombre que destruyó la Esfinge es conocido como la Aguja de Cleopatra. Era un arqueólogo británico llamado Howard Carter, que vivió entre 1874 y 1939 y trabajó en Alejandría junto al Nilo en Egipto durante su vida. También formó parte de una expedición dirigida por Thomas Hoving (quien más tarde se convirtió en director del Museo Metropolitano de Nueva York), que descubrió muchos artefactos relacionados con el antiguo Egipto.

La motivación de Carter para destruir la esfinge fue que creía que era una copia inferior hecha por generaciones posteriores de egipcios porque su nariz se había dañado con el tiempo debido a la erosión causada por las tormentas de arena que azotaban Egipto todos los años desde la antigüedad: “La cabeza se ha roto con tanta frecuencia que parece una pieza rota de forma natural”, dijo Carter cuando se le preguntó por qué se decidió por este curso en lugar de dejar lo suficientemente bien como estaba.

La cita más larga entre dos mandatarios

Se cree que la reunión presidencial de mayor duración entre dos jefes de estado fue entre Ulysses S. Grant y el Kaiser Wilhelm II, quienes se reunieron el 18 de abril de 1885 en el Palacio de Trocadero en París. ¡Los dos hombres discutieron los intereses en conflicto de sus países sobre las posesiones coloniales de Europa en África y Asia durante esta conferencia, que duró casi 11 horas!

Hasta aquí el texto generado automáticamente

Por último, podríamos abrir unas cuantas preguntas interesantes en torno a la realidad, la verdad, las inteligencias artificiales, el futuro… pero no es este el lugar, aunque me encantaría debatir sobre el tema. ¿Cuántos de ustedes habrían tomado las anteriores curistorias como ciertas de no habérselo advertido? ¿Sabe la IA que está generando un texto que podría tomarse como real? Hace muy bien en usar personajes reales, en fechas coherentes y con relación con el tema. Por ejemplo, hablar de Carter y de la Esfinge.

De todas formas, estamos sólo al comienzo de esta apasionante aventura del uso generalizado de la inteligencia artificial. Y nos quedan impresionantes por ver. No cometamos errores haciendo predicciones que luego nos pueden sonrojar, como ya ha pasado otras veces.

1 comentario en “Esta curistoria la ha escrito una inteligencia artificial, parece cierta, pero es todo falso”

  1. Pingback: Torres Campalans, el pintor que nunca existió

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.