La reforma que dio a los universitarios 6 meses de vacaciones de verano

La reforma que dio a los universitarios 6 meses de vacaciones de verano

Hay una época en la vida en la que los años naturales se mezclan con los cursos académicos. Así, uno dice el año pasado y bien puede ser que esté en octubre y se esté refiriendo al marzo del mismo año. Es en realidad habla del curso pasado. Hubo un intento es España de que esto dejara de ocurrir sincronizando los dos tiempos, el año académico y el natural, en las universidades. Implantarlo trajo un regalo extra para los alumnos de los primeros, pero no llegó muy la reforma que dio a los universitarios 6 meses de vacaciones de verano.

La reforma que dio a los universitarios 6 meses de vacaciones de verano tuvo una vida corta, más corta que aquellas largas vacaciones que disfrutaron algunos

Todo esto tiene mucho que ver con Julio Rodríguez Martínez. Este granadino, nacido en 1928, fue nombrado ministro de Educación y Ciencia en junio de 1973. Era doctor en química y en farmacia, y fue profesor en la Universidad de Salamanca y en la Autónoma de Madrid, donde además fue rector. Hablaba varios idiomas y tenían un buen puñado de reconocimientos. Es decir, no era un hombre torpe ni ajeno al mundo universitario.

Desde su puesto de ministro impulsó ese cambio que comentaba en el primer párrafo y que hacía que el curso académico comenzara en enero, y no en septiembre, como había sido hasta entonces y sigue siendo hoy. Así, el 29 de septiembre de 1973 se publicaba en el BOE lo siguiente:

[…]se adopta en la presente Orden la medida de política educativa consistente en modificar, con carácter experimental, el tradicional calendario universitario, adecuando el año académico al año natural, con el convencimiento de que con ello se contribuye a hacer realidad la parte esencia y más noble de la reforma educativa: la calidad de la educación.

[…]permite una mejor distribución docente.

[…]En el orden financiero, es evidente la conveniencia de hacer coincidir la vigencia del presupuesto de la Universidad con la actividad del curso.

[…]la correspondencia del curso académico y castrense comporta ventajas indudables por la conveniente adecuación que ofrece en muchos aspectos en orden a las especiales disposiciones que regulan el servicio militar de los universitarios.

El promotor del cambio fue el ministro Julio Rodríguez Martínez y por eso se llamó al proyecto, en broma, año juliano

Vemos que tenía cierto carácter experimental la propuesta, pero se publicó en el BOE y se puso en marcha. Este cambio, como broma, se llamó en su tiempo calendario juliano o reforma juliana, por el nombre de su impulsor. Pero más allá de la broma, no se trataba de un cambio absurdo, sino que tenía su lógica, como vemos en el texto del BOE. También tenía inconvenientes, como es obvio. Estos cambios, como la semana sin fines de semana en la Rusia comunista, siempre son complicados de implantar sin fricciones.

La reforma hizo que los alumnos que comenzaban sus carreras en aquel octubre de 1973 se encontraran con tres meses más de vacaciones de verano. El objetivo era comenzar experimentalmente sus cursos en enero, por lo que estos novatos universitarios tuvieron libre también octubre, noviembre y diciembre de 1973. En enero, eso sí, tenían que ir a clase.

El 20 de diciembre de 1973 ETA asesinó al presidente del Gobierno, Carrero Blanco, y en los cambios subsiguientes Julio Rodríguez Martínez fue apartado del cargo. Es decir, fue ministro medio año, aproximadamente, ya que le faltaron unos días para llegar a esos 6 meses. Los mismos que, gracias a él, tuvieron algunos universitarios de vacaciones. Con Rodríguez Martínez fuera del cargo desapareció también esta iniciativa de que el curso universitario comenzara en enero y discurriera con el año natural.

1 comentario en “La reforma que dio a los universitarios 6 meses de vacaciones de verano”

  1. José Gregorio Piña

    Yo, que no soy español y desconozco los detalles, pregunto: ¿comenzó el curso en enero de 1974?; si así fue, ¿Cómo se hizo para volver al inicio en octubre?; ¿si no arrancó el curso en enero (lo cual no creo que haya sido el caso), entonces fue un año completo de vacaciones?. Me explico: si el curso comenzó en enero, pero ya estaba derogado el cambio, y se volvió al inicio tradicional en octubre, ¿quedó la generación entrante, la de enero de 1974, desfasada del resto de antes y despues de la misma? Y esto último lo pregunto, asumiendo que el inicio en enero sólo fue para los entrantes; lo cual deduzco de la lectura del artículo. No sé si me estoy perdiendo de algo o mi lógica esté fallando.
    Agradezco la aclaración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.