Roosevelt encontró a Churchill desnudo en el baño

Roosevelt encontró a Churchill desnudo en el baño

En las navidades de 1941, con la Segunda Guerra Mundial en marcha y pocas semanas después del ataque a Pearl Harbor, Churchill visitó Estados Unidos. Estos últimos ya estaban dentro de la guerra y el mandatario inglés pasó unos cuantos días entre diciembre de 1941 y enero de 1942 hablando de muchas cosas con el presidente de Estados Unidos. Este último alojó en la Casa Blanca a su invitado y fue entonces cuando Roosevelt encontró a Churchill desnudo en el baño.

Roosevelt encontró a Churchill desnudo en el baño y le tendió una toalla mientras Churchill soltaba una frase ocurrente

Churchill se alojó en la Casa Blanca, como decía, concretamente en la habitación conocida entonces como Dormitorio Rosa, aunque hoy se le conoce como el de la Reina. Por lo tanto, el inglés compartía planta con el presidente de Estados Unidos, a la sazón, Roosevelt, que también dormía en la planta segunda. Churchill estuvo allí tres semanas, pero no dejó de tener un ojo puesto en la guerra en Europa, como demuestra que le dejaran usar un salón de la Casa Blanca como sala de mapas.

Churchill tenía muchos admiradores al otro lado del Atlántico, y eso hizo que se recibieran en la casa blanca un buen número de cajas de puros a su nombre, enviadas por diferentes personas como obsequio. Todas ellas, por supuesto, fueron revisadas por la seguridad del edificio y pasadas por rayos X. Recuerden que la historia tras la foto más famosa de Churchill también tuvo que ver con un puro.

Churchill y Roosevelt pasaron mucho tiempo juntos en aquellas tres semanas de 1941. Hablando de la guerra, principalmente, mientras comían y bebían, pero también de otras cosas. El inglés estaba muy contento, y así lo dijo, de que fuera un hombre como Roosevelt el presidente en aquel momento histórico. Había sintonía entre ellos y no era extraño que el propio Churchill empujara la silla de ruedas del presidente.

Churchill acabó bromeando sobre la situación con el rey de Inglaterra

Como decía, ambos tenían sus dormitorios muy cerca. Según cuenta Andrew Roberts es su biografía de Churchill, en una ocasión Roosevelt pilló a Churchill saliendo de bañera, desnudo y sin pasar la mas mínima vergüenza. El norteamericano le pasó una toalla para que se tapara, mientras el inglés decía: el primer ministro de Gran Bretaña no tiene nada que esconderle al presidente de Estados Unidos.

Uno podría pensar qué llevó a Roosevelt a entrar tan urgentemente en la habitación de Churchill como para pillarlo en tales circunstancias. Según parece, esto ya no lo cuenta Roberts sino Richard M. Langworth, al presidente se le había ocurrido el nombre de Naciones Unidas para esa organización de la que habían hablado. Querían lanzarla tras la guerra.

Langworth también cuenta que Churchill negó la anécdota alguna vez, cuando le preguntaron por ella. Y con un poco de humor dijo: nunca recibiría al presidente sin, al menos, una toalla de baño alrededor de mí. Pero, dicho esto, también se cuenta que Churchill hizo referencia al hecho frente a Jorge VI, el rey de Inglaterra, diciéndole: Majestad, creo que soy el único hombre en el mundo que ha recibido desnudo al líder de un país.

Foto: De Priest, L C (Lt), Royal Navy official photographer – http://media.iwm.org.uk/iwm/mediaLib//29/media-29109/large.jpgThis is photograph A 4815 from the collections of the Imperial War Museums., Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25264681

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.