El restaurante más antiguo del mundo, en Madrid

En Madrid, en la calle cuchilleros, está el restaurante Botín. Según el libro Guinness de los Récords el restaurante más antiguo del mundo, aún en activo. No es mal récord ese, y aunque los cambios habrán sido miles, esperemos, no deja de tener cierto mérito seguir al pie del cañón después de casi tres siglos.

La Casa Botín fue fundada en 1725 y, según se puede ver en su página web, sus especialidades son el cochinillo y el cordero asado, cuestión que encaja por otra parte con un sitio de semejante solera. ¿O acaso podríamos imaginar que el restaurante más antiguo del mundo tuviera como plato estrella una tortilla de patata deconstruida?
Se dice que el mismo Goya sirvió de friegaplatos en Botín, pero quién sabe si esto es cierto. Lo que sí es un detalle de categoría, solera y tradición, mucho más que un Guinness, sin duda, es la aparición del local en la literatura. Benito Pérez Galdós habla del local en varias obras, como en “Fortunata y Jacinta”:

Anoche cenó en la pastelería del Sobrino de Botín, en la calle de Cuchilleros…”

También habla Indalecio Prieto de él en su biografía, o Ramón Gómez de la Serna en sus “Greguerías”:

Botín es el gran restaurante donde se asan las cosas nuevas en las cazuelas antiguas.”
Botín parece que ha existido siempre y que Adán y Eva han comido allí el primer cochifrito que se guisó en el mundo.

Han sido no solo estos escritores que lo citan, y no solo han sido autores españoles: Graham Greene, Frederick Frosyth, Scott Fitzgerald o John Dos Passos, también. Y, por supuesto, Ernest Hemingway. Pero este último ha estado en tantos sitios en España y su rastro abunda de tal modo que casi no suma puntos.

Dicho lo cual, y teniendo en cuenta que aún no he pisado la Casa Botín, creo que haré apunte mental de pasar por tan histórico lugar.

6 thoughts on “El restaurante más antiguo del mundo, en Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.