El último califa

Ayer estuve en una interesante charla en torno al libro Ira Divina, de Roca Editorial. El ponente fue el autor de la obra, José Rodrigues Dos Santos, y la charla tuvo como centro el mundo islámico, la interpretación del Corán que hacen los islamistas radicales y este tipo de cuestiones. Muy interesante. Uno de los datos que comentó el ponente fue en torno al último califa.

La palabra Califa corresponde a un título que los líderes musulmanes usaban para designar a los sucesores de Mahoma, el profeta. Son la máxima potestad religiosa y civil desde que murió el profeta, ya que son sus sucesores, y este liderazgo dentro del mundo islámico se mantuvo durante siglos, califa tras califa.
Es decir, después de Alá, el Dios, Mahoma es el profeta y la cima de la religión. Una vez muerto este, los califas, sus sucesores, son la máxima autoridad. Como el Papa en el catolicismo o el Dalái Lama en el budismo. El primer califa fue Abū Bakr, nombrado en 632, año de la muerte de Mahoma y el último fue, en 1924, Husayn ibn Ali.
A lo largo de los siglos, no todos los califas han sido igual de seguidos y legítimos para la umma, es decir, para la comunidad musulmana mundial. Ha habido épocas de vacío y épocas con varios califas. En cualquier caso, en el momento actual el mundo islámico no tiene un califa reconocido al frente desde 1924 cuando el califato otomano finalizó.

5 thoughts on “El último califa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.