Fray Luis de León: Como decíamos ayer


Esta anécdota o historia está en mi cabeza desde que la aprendí siendo niño en la escuela. Y además, creo que es muy conocida y utilizada en las conversaciones, por lo que nunca había pensado escribirla en el blog. Pero hace unos días en la radio, alguien la mencionó y no acertó con el autor y el resto de personas que estaban allí tampoco lo tenían demasiado claro. Así que aquí va la historia, y ustedes me perdonarán si es muy conocida.

Fray Luis de León era un religioso, humanista y profesor agustino del siglo XVI. Fray Luis estudió en Salamanca y aquí mismo, en su Universidad, acabó impartiendo clases desde su cátedra. San Juan de la Cruz fue alumno suyo.

Estuvo en la cárcel por traducir algunos libros que no estaban bien vistos, pero esto no impidió que su carrera docente siguiera activa y progresando. Las denuncias, más motivadas por envidias y rencillas que por otra cosa, acabaron provocando que la Inquisición abriera un proceso contra él que duró 5 años en los que estuvo encarcelado y después de los cuales fue finalmente absuelto.

Según la leyenda (que una vez más puede distar más o menos trecho de la realidad) al volver a su cátedra después de esos 5 años de ausencia, comenzó su clase con la frase: “Como decíamos ayer…”.

Como comentaba al inicio de post, yo he escuchado esta expresión innumerables veces y la he utilizado también no pocas. Espero que los pocos o muchos de ustedes que no la conocieran, la utilicen a partir de ahora.

Fray Luis de León: Como decíamos ayer Fray Luis de León: Como decíamos ayer Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 17:02:00 Rating: 5

33 comentarios:

  1. Yo la conocía y me acordé mucho de ella cuando visité el año pasado la Universidad de Salamanca y el aula donde, se dice, pronunció esa frase.
    Hay personas con una sabiduría privilegiada.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía... ¡qué morriña! ¡Qué bonita es Salamanca!

    ResponderEliminar
  3. Desde luego es una preciosidad. Es una de las ciudades que más me ha impactado. Increíble, la pongo entre mis ciudades favoritas, sólo por detrás de Granada :-P

    ResponderEliminar
  4. Esto no es del todo cierto. Para empezar, cuando se reincorporó a la Universidad lo hizo impartiendo una asignatura diferente, y además lo-que-se-dice-que-dijo significa "decíamos en días pasados...".
    Y sí, Salamanca es preciosa, de allí es toda mi familia materna y allí viví desde los dos hasta los once años.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "..,como decíamos ayer..." es la m'as
      conocida, aunque no sea la cierta,
      según afirma el colaborador..,

      Eliminar
  5. Canyamel, una vez más la línea entre la leyenda y la historia está ahí, delgadita...

    Cierto es que la traducción en ocasiones la he visto como "decíamos en días pasados...", pero realmente el mensaje es el mismo y tan válida es una como la otra.

    En cualquier caso la otra es la más conocida y la más usada.

    Por cierto, comentario escrito desde Salamanca :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo07:29

    tengo que conocer españa...
    aqui en mexico
    guanajuato por personas que conocen provincias españolas que viven en mexico dicen que es muy similar
    pero tengo que ir al viejo contienten
    condor

    ResponderEliminar
  7. Pues nada, a venirse a España tocan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo16:20

    Me gusta mas:"Como deciamos ayer" creo que representa mucho mas lo que en realidad quiso decir, como si su tiempo en la carcel no significara absolutamente nada, como si no hubiese dejado en realidad que le robasen esos 5 años por la cara, me gusta, me encanta, y no hay mejor frase para usar con personas que dejas de ver algun tiempo pero la relacion sigue siendo exactamente la misma, hay cosas por las que el tiempo no pasa..mejor asi...

    ResponderEliminar
  9. Gracias por esa opinión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Javier Cano14:35

    Lo bonito de la historia es precisamente, convertir una anécdota en algo grande, así que da lo mismo y lo mismo da, "como decíamos ayer" y "decíamos en días pasados". La grandeza es comprender que aquellos cinco años de cárcel fue un ligero paréntesis y lo que pretendía la envidia no lo consiguió.
    Todas estas anécdotas se recuerdan en momentos puntuales de la vida de una persona, y son ellas las que a veces hacen seguir viviendo.

    Javier Cano.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo18:53

    La opinión que aparece arriba, es sin duda, la que mejor recoge el sentimiento de la frase. Desde ese punto de vista, Fray Luis de León ninguneo el injusto castigo que al que se le sometió, sin perjudicar en absoluto a la Institución que se lo impuso. Al fin y al cabo él era parte de esa misma Iglesia. Absolutamente fantástico.
    Otra de las grandes frases de la historia, bajo mi punto de vista, es la que pronunció Galileo Galilei después de abjurar de su teoria ante el mismo tribunal que encarceló a Fray
    Luis de León: "Eppur si muove" que literalmente sería "pero se mueve", pero que se traduce por "y sin embargo gira".

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por esos comentarios tan ricos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo00:29

    yo la conocí durante un sermón de misa en la cual entendí que este personaje era mas grande que sus adversarios, fue una frase sabia que siempre la tengo presente y me dió mucha fuerza cuando me tocó vivir una experiencia similar y algunos querían verme vencida y humillada.

    ResponderEliminar
  14. Mira, nunca sabes dónde está la sabiduría que te servirá.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. JOSÉ VICENTE SÁENZ C.22:51

    MUY SESUDOS Y RELATIVAMENTE ACERTADOS LOS COMENTARIOS SOBRE ESTE GRAN MOMENTO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA Y PARTICULARMENTE DE LA TRISTEMENTE CELEBRE "INQUISICIÓN". LA TRADUCCIÓN POR LA QUE SE CONDENÓ A FRAY LUIS DE LEÓN, FUE "EL CANTAR DE LOS CANTARES" LIBRO POÉTICO (PROBABLEMENTE)ESCRITO POR EL REY SALOMÓN. EN ÉL, SE UTILIZA UN LENGUAJE CIERTAMENTE ERÓTICO Y POR ESA RAZÓN LA IGLESIA LO INCLUYÓ EN "EL ÍNDICE", ES DECIR EN LA LISTA NEGRA DE LOS LIBROS PROHIBIDOS PARA LOS FIELES.
    INCREÍBLE PARADOJA, ERA QUIZÁS EL UNÍCO DE LOS 73 LIBROS DE LA ESCRITURA, QUE NO SE HABÍA TRADUCIDO DEL ORIGINAL HEBREO, PRECISAMENTE PARA QUE NO "ESTIMULARA" LA LÍBIDO DE LOS LECTORES, PERO FRAY LUIS DE LEÓN, NO QUISO NEGAR A SUS DISCÍPULOS LA OPORTUNIDAD DE DISFRUTAR LA BELLA POESÍA DE ESTE PRECIOSO LIBRO DEL ANTIGUO TESTAMENTO. Y SI... LA FRASE FUE "COMO DECÍAMOS AYER", CON ELLA EL GRAN FRAILE AGUSTINO, QUIZO EXPRESAR QUE LOS CINCO AÑOS DE INJUSTA PRISIÓN, NO HABÍAN HECHO MELLA ALGUNA EN SU CARÁCTER FIRME E INDECLINABLE.

    ResponderEliminar
  16. Gracia José Vicente por los datos y el comentario, muy interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo23:25

    Por aquí voy en mi "descenso" por el blog, y cada día estoy más maravillada. ¿Cómo he tardado tanto en descubrirlo?

    También a mí me contaron esta historia en el colegio. Con los años, conocí la historia de Marie Curie, que tiene una anécdota muy similar a ésta, que supongo que me encontraré más adelante.

    Fabuloso trabajo. Sigue así.

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar
  18. Mil gracias Vidia por tus comentarios, es un placer que leas y comentes. Celebro que vayas encontrándote cosas que te gusten.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo00:13

    Que conste que me gustan muchísimas más de las que comento, pero como ya llego algunos años tarde, no me parece bien hacerlo continuamente.

    Saludos,
    Vidia.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo08:40

    Hace pocos dias me invitaron a presentar una clase de "prueba" en una escuela secundaria en Oakland en la que ya anteriormente habia impartido. La clase se encontraba en el ultimo termino y no contaba con profesor titular. Se me ocurrio utilizar esta anecdota en mi presentacion para dar a entender que no le hacia cuanto tiempo hubiera pasado desde que me sali, para mi era como si fuera ayer, y que tampoco importaba el por que la clase habia perdido a su maestro anterior. He de haber tenido exito, ya que la direccion de la escuela me ofrecio el puesto, pero dias despues, el distrito retiro la oferta. Vaya usted a saber!

    ResponderEliminar
  21. Espero que la próxima vez haya más suerte y la anécdota te brinde el puesto al 100% :)

    ResponderEliminar
  22. Anónimo11:55

    Hola soy historiador y coincido en la delgada línea que existe entre la leyenda y la historia , pero solo a veces. En este caso la realidad no difiere tanto de la leyenda cuya enseñanza habeis plasmado muy bien. Nadie nos puede quitar nuestros pensamientos sino es a través de la razón y no por la imposición. Enhorabuena por el blog. Sevilla

    ResponderEliminar
  23. con su permiso, pondré un enlace en mi blog dirigiendo a éste, porque también yo tengo presente el como decíamos ayer...

    ResponderEliminar
  24. Anónimo09:52

    Acabo de descubrir este blog buscando precisamente esta historia.
    Seguire visitandolo.
    Muy bien resumida la anecdota y muy buenos comentarios.
    Concha

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias Concha por el comentario y celebro que te guste el blog :)

    ResponderEliminar
  26. Como decíamos ayer... Cómo decíamos ayer?.

    ResponderEliminar
  27. Anónimo22:39

    Como deciamos ayer ?

    ResponderEliminar
  28. Y cuatro siglos más tarde, la repitió Miguel de Unamuno.

    ResponderEliminar
  29. Y en el siglo XX fue Unamuno el que la repitió después de haber estado exiliado por su oposición a la dictadura de Primo de Rivera. Se dice también que al volver a sus clases en la Universidad de Salamanca, el profesor Unamuno empezó: "Cómo decíamos ayer...".
    Muy bonita historia.

    ResponderEliminar
  30. Y en el siglo XX fue Unamuno el que la repitió después de haber estado exiliado por su oposición a la dictadura de Primo de Rivera. Se dice también que al volver a sus clases en la Universidad de Salamanca, el profesor Unamuno empezó: "Cómo decíamos ayer...".
    Muy bonita historia.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.