Algunas curiosidades sobre Hitler

Hitler es una de las personas del siglo XX sobre las que más se ha escrito, y hemos de asumir que muchas de las cosas que se han dicho puede que no sean del todo ciertas o hayan sido exageradas. Posiblemente algunas de las siguientes entren en esa categoría, a pesar de ya he filtrado por escepticismo algunas de ellas. ¡Ojo! No me estoy refiriendo a cuestiones del nazismo y sus acciones de guerra y

Los nazis que bailaron flamenco

Ayer hablaba de Guns N’ Roses, y la portada de su «Use your illusion» y hoy la fuente de la curistoria es un libro sobre Camarón de la Isla. Una prueba más de que la historia está en todos los lados. Los aficionados al flamenco conocerán la Venta de Vargas, una taberna flamenca muy unida a los comienzos y en general a la vida de Camarón. El propietario del local era Juan Vargas y él

De cuando Marlene Dietrich planeó matar a Hitler

Publicaba el pasado domingo el diario El Mundo un artículo sobre Marlene Dietrich en el que se narraban un par de detalles interesantes. Al parecer, Dietrich era una señora muy consciente de su belleza y que explotaba sus virtudes físicas sin recato. Sexualmente voraz, no tenía prejuicios de ningún tipo en este ámbito y aquello provocaba cierto desconcierto en los hombres. Según narraba este artículo, la alemana planeó acabar con Hitler a finales de la

El cabello de los campos de concentración

Me van a perdonar la crudeza de curistoria de hoy. Al menos a mi me parece algo espeluznante por todo lo que hay detrás, pero en cualquier caso, no deja de formar parte de la historia. Cuando las tropas soviéticas liberaron el campo de concentración de Auschwitz, había allí almacenadas 7 toneladas de pelo humano, en su mayoría, pelo de mujer. Según una circular de la administración de estos campos de concentración nazis, se ordenada

El fichero de la Gestapo

Como en todo sistema de terror y control social, la información sobre los individuos, sobre los partidarios y sobre los detractores, es algo esencial. El régimen nazi y la Gestapo disponían de informadores por todos lados y mantenían controlada cualquier actividad. Un ejemplo del nivel de información alcanzado lo tenemos en el diseño y gestión de un sistema de fichas mediante el cual se controlaba a la población de una zona alemana. Cada ficha contenía

Manda las cenizas a la viuda

En 1934 el aparato nazi en el poder llevó a cabo una terrible serie de asesinatos destinados a acabar con gran parte de los miembros del propio entorno que no eran gratos para Hitler y el resto de líderes. Hubo algunos muertos que no estaban en las listas. Un crítico musical llamado Schmidt fue fusilado al ser confundido con un médico que llamaba como él. También el jefe de las Juventudes Hitlerianas de Sajonia, un

Las mujeres de las SS nazis

Las terribles y temibles SS nazis eran la élite del partido y el aparato de Hitler. Tal es así, que su selección, especialmente en los primeros años, era muy estricta. Y no únicamente su selección, sino que al ser considerados como portadores de un material genético de altísimo valor, sus relaciones y descendencia estaban controlados. Un SS no podía casarse sin la autorización de sus mandos o autoridades. La novia debía demostrar su procedencia aria

Göring ayudado por unos judíos

Unos años antes de acceder definitivamente al poder, el partido político de Hitler intentó un golpe de estado, conocido como putsch en alemán. Era el año 1923. No resultó exitoso y después de algunas horas todo había acabado. Un regimiento de las SA en Munich se vio envuelto en un intercambio de disparos y dos de aquellas balas acabaron en el vientre de Hermann Göring, ya por entonces uno de los líderes del movimiento. Göring

Hitler, una mosca y un soldado

Estando un día el Führer, Adolf Hitler, debajo de un árbol leyendo unas notas, una mosca se le acercó y comenzó a revolotear en torno a su cabeza. Irritado y molesto, el Führer intentó desalojarla de su presencia utilizando los papeles que estaba leyendo como amenaza. Después de mover los papeles en el aire varias veces sin éxito reparó en que el hombre que estaba cerca se estaba sonriendo, ligeramente. Este hombre era Fritz Darges,