La sintonía de Eurovisión celebra una batalla entre europeos

La sintonía de Eurovisión celebra una batalla entre europeos

Para aquellos que leen Curistoria desde América, que son muchos (gracias a todos), quizás la música de la que voy a hablarles les resulte nueva, pero para los residentes en España es una sintonía que va unida a nuestras vidas desde niños. Es la música de Eurovisión que se escucha antes de muchas conexiones de televisión en Europa. Y lo sorprendente es que la sintonía de Eurovisión celebra una batalla entre europeos, con un buen número de países involucrados.

La sintonía de Eurovisión celebra una batalla entre europeos y además es un himno religioso

Sin duda es unas de las melodías clásicas más escuchadas cada año en Europa, aunque durante un tiempo le ganó por mucho la música clásica más escuchada de las últimas décadas, que es de un español. El tema de Eurovisión es también la melodía más asociada con Europa, al menos en España, junto con esa parte de la Oda a la Alegría que Beethoven incluyó en su novena sinfonía. Esta segunda es, por cierto, el himno oficial de la Unión Europea.

Eurovisión es una red distribución de televisión de la Unión Europea de Radiodifusión. Es decir, producen y transmiten internacionalmente por televisión eventos y programas. Hay algunos momentos que van unidos a esa sintonía irremediablemente en nuestra cultura. Principalmente el Festival de la Canción de Eurovisión y el Concierto de Año Nuevo, que se emite desde Viena y donde reinan los Strauss y sus polkas.

Pero la sintonía de Eurovisión no es de Strauss, sino de Marc-Antonine Charpentier, francés nacido en 1643 y fallecido en 1704, y el título es Te Deum. Su Te Deum es, como el título indica, una obra con sentido religioso y en concreto su preludio fue la composición que se seleccionó a mediados del siglo XX como sintonía para Eurovisión. Fue compuesta a finales del siglo XVII y, si escuchan la interpretación del vídeo que hay al final de este texto, notarán cierto toque marcial, militar.

Además de marcial y religiosa, esta melodía es triunfal

El propio Charpentier dijo que el Re mayor, la tonalidad en la que la escribió, era muy marcial. El texto de las voces, eso sí, es plenamente religioso. Es muy adecuada esa mezcla de religión y marcialidad porque, como dice José Luis Comellas en su libro 100 obras musicales imprescindibles, se compuso para celebrar la victoria francesa en la batalla de Sternkirke.

La batalla en cuestión tuvo lugar el 3 de agosto de 1692 y cayó la victoria del lado francés. Del otro, entre los perdedores, estaban los ingleses, los escoceses, germanos, españoles, los miembros de los países bajos… Hablamos de la guerra de los Nueve Años. Es curioso por tanto que esta música tan europea tenga su origen en una batalla que enfrentó a un buen número de países europeos.

Luis XIV de Francia debía estar exultante por la victoria y encargó una composición a Charpentier. Y este cumplió con todo lo que se pedía. Además de lo que ya hemos hablado de agradecimiento a Dios y de visión marcial, al fin y al cabo, hablamos de celebrar el resultado de una batalla; además de eso consiguió que fuera un himno de triunfo y celebración. Y siendo algo para el Rey Sol, la majestuosidad era otro requisito. Todo esto, en mi opinión, esta dentro de esta breve pieza. Por algo se le llama a veces el himno de Eurovisión.

En resumen, la melodía que quizás más asociamos en España con Europa, es un himno religioso que se compuso para celebrar una victoria francesa en una batalla entre un buen número de países europeos. Dicho esto, aquí les dejo un vídeo con el famoso Te Deum de Charpentier.

2 comentarios en “La sintonía de Eurovisión celebra una batalla entre europeos”

  1. José Gregorio Piña

    Muy ilustrativo el artículo; como siempre. Un detallito técnico: deberiamos decir “música académica”, ya que en este caso, la pieza corresponde al período barroco, no sólo por fecha, sino también por la composición y hasta por los instrumentos de esa época; que hasta hay un archiláud, instrumento barroco por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.