Cómo se suicidaron las amantes de Hitler

Cómo se suicidaron las amantes de Hitler

Hace unos años escribí sobre unos cuantos temas para un medio que hoy ya está desaparecido de la red y entre ellos estaba esto que recupero hoy. Hablamos sobre cómo se suicidaron algunas de las amantes de Hitler, porque su historial en ese ámbito es temeroso. Es muy conocido que la amante más importante de Adolf Hitler fue Eva Braun, pero no fue esta la única mujer, en términos amorosos, de su vida. Y lo sorprendente es que varias acabaron suicidándose o al menos intentándolo.

Cómo se suicidaron las amantes de Hitler es una historia de pistolas y tiros en la cabeza

Comencemos por Mimi Reiter, nacida en 1909. Después de admirar con devoción al líder nazi, comenzó con él una relación a pesar de los veinte años de edad que les separaban. Hitler nació en abril de 1889, así que hablamos de 20 años justos. Aquella diferencia de edad le sirvió a la prensa para atacar a Hitler y todo ello acabó por hacer que el futuro Führer antepusiera su carrera política al amor, y puso fin a la relación. Entonces la joven Mimi, que en realidad se llamaba María Josepha, intentó suicidarse. En este caso hubo suerte porque en el último momento un familiar suyo lo evitó. Después se casó con otro hombre y salió viva de su relación con Hitler. Un caso extraño, como veremos.

Más tarde vendría Geli Raubal, sobrina del dictador y con la que también parece que mantuvo una relación afectiva íntima, por decirlo de algún modo. De nuevo casi había veinte años entre ellos ya que la muchacha nació en 1908. Es cierto que hay ciertas dudas sobre cómo de íntima era la relación entre Hitler y su sobrina, pero sea como fuere, acabó mal. En 1931, tras una fuerte discusión, Hitler emprendió un viaje y minutos después la joven se pegó un tiro, acabando con su vida. La pistola que utilizó era del propio Hitler, lo que le llevó a tener que declarar en la comisaría. Sus oponentes aprovecharon el hecho para atacar políticamente al líder nazi.

Las dos jóvenes anteriores eran alemanas, pero la siguiente relación de afecto de Hitler en nuestro repaso fue con una joven británica llamada Unity Mitford. Nacida en 1914, también llevó la admiración por Hitler y el nazismo hasta el límite.

La diferencia de edad de Hitler con sus amantes rondaba los 20 años

En un viaje a Alemania la señorita Mitford comenzó a seguir a Hitler y finalmente consiguió conocerle y entrar en su círculo de amistad. Fascista convencida, incluso se llegó a decir que era más nazi que los propios nazis. Cuando estalló la guerra Unity se vio entre la espada y la pared, entre su país y su familia por un lado y aquel hombre al que admiraba por otro. La situación en algún momento la superó y tras escribir una carta de despedida a Hitler, se disparó en la cabeza. No murió, pero los daños fueron graves y estuvo en estado vegetativo durante nueve años hasta su muerte. En este caso, para ser honestos, no existió tanto una relación íntima entre ellos dos, sino que fue el amor de Unity hacia Hitler lo que les unió.

Y por último, Eva Braun, alemana nacida en 1912 y por lo tanto también mucho más joven que Hitler, nada menos que 23 años. Su relación duró años y fue conocida por todos. Durante ese tiempo de relación Braun intentó suicidarse varias veces por problemas amorosos, aunque finalmente acabaría sus días en abril de 1945 junto a Hitler, llegando a ser durante algunas horas su esposa oficial. Eva Braun se suicidó mordiendo una cápsula de cianuro. Un método habitual en los nazis y con el que también se quitaron la vida Goering o Himmler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.