La muerte de Joselito en Talavera fue una cosa de familia

La muerte de Joselito en Talavera fue una cosa de familia, con su cuñado, su hermano y su padre de por medio

El día 16 de mayo de 1920, cuando tenía 25 años de edad, un toro de nombre Bailaor hirió de muerte a José Gómez Ortega, Joselito. El animal, de la ganadería de la Viuda de Ortega, lo empitonó en vientre y el pobre torero murió en la enfermería de la plaza de Talavera de la Reina poco después. Aquella tarde de hace un siglo en Talavera pertenece a la historia de la tauromaquia. Y, aunque hay cierta leyenda en torno a ella, es una historia impresionante. La muerte de Joselito en Talavera fue una cosa de familia, como veremos.

Joselito era hijo, hermano y cuñado de toreros. Varios de ellos tuvieron relación directa con la corrida de Talavera

Joselito era hijo de otro torero, Fernando Gómez, El Gallo. Por esto se conoce también a Joselito como Joselito El Gallo o El Gallito III. En los carteles de la época aparecía como El Gallito, aunque hoy se le conoce como Joselito. Su hermano Rafael también era torero, así como Fernando, el otro hijo varón del matrimonio. Es decir, el padre y sus tres hijos era toreros.

Por otra parte, las tres hermanas de los Gallitos se casaron con gente del mundo del toro. Una de ellas, Dolores, lo hizo con otro conocido matador de toros de la época, Ignacio Sánchez Mejías.

El día antes de la tarde en Talavera, Joselito toreó en Madrid con poca fortuna. Y dice la leyenda que un aficionado, enervado y embrutecido le gritó desde el tendido: Ojalá te mate mañana un torno en Talavera. Como digo, esto me suena a leyenda, pero lo cierto es que Joselito no había tenido buena acogida por parte de la afición madrileña y cambió su puesto en el cartel madrileño para aquel 16 de mayo por uno para torear en Talavera de la Reina. Joselito puso mucho de su parte y tuvo que hacer gestiones y compromisos para lograr librarse de pisar la plaza de Madrid el día de su muerte, en lugar Talavera.

Para la corrida de Talavera del 16 de mayo de 1920 se habían propuesto varios toreros, aunque Sánchez Mejías era fijo. En la casi definitiva decisión sobre quién torearía, Sánchez Mejías iba a compartir cartel con su también cuñado y hermano de Joselito, Rafael, y con Matías Lara, Larita. Pero Joselito consiguió colarle en Talavera, gracias a amistades e influencias. El cartel de Talavera se cambió y se quedó finalmente en un mano a mano entre Joselito y su cuñado Ignacio Sánchez Mejías.

La muerte de Joselito en Talavera fue una cosa de familia, con su cuñado, su hermano y su padre de por medio

La plaza de Talavera de la Reina se había inaugurado en una corrida en la que había toreado el padre de Joselito, allá por septiembre de 1890. El padre, por cierto, había muerto en 1897, dos años después del nacimiento de Joselito. Este, en recuerdo de su padre y por ser la plaza de Talavera, hizo un brindis por su memoria:

Brindo por el presidente, por su distinguido acompañamiento y por el pueblo de Talavera, adonde tenía muchas ganas de torear, porque esta plaza la inauguró mi padre, por cuya memoria brindo también».

Bailaor era negro, pequeño, cornicorto y burriciego, esto es, que veía mal. Pesaba 260 kilos en canal. Según parece, mató todos los caballos que le pusieron delante para picarlo. Era el quinto de la tarde.

Se acabaron los toros

En un momento en que Joselito no estaba citando al toro y se estaba preparando, este se arrancó con fuerza y el torero no pudo hacer nada más que soportar la embestida. Lo levantó por el muslo derecho y cuando caía, en el aire, le corneó en el vientre. El toro derrotó contra el suelo buscando a Joselito, pero ahí no lo cazó. De todas formas, ya iba herido de muerte. Tan grave fue la cornada que el telegrama que informaba de ella a su apoderado decía: Joselito, cornada grave vientre, salida intestinos.

Su cuñado, Ignacio Sánchez Mejías, acabó la corrida lidiando al sexto. Había visto lo grave de la cornada, pero no sabía que había sido definitiva. Cuando él entraba en la enfermería, después del sexto, moría Joselito. En la foto que acompaña esta entrada, se puede ver a Sánchez Mejías sobre el cadáver de Joselito.

Joselito no era cualquier torero. El mundo del toro está hecho de mitos e historias adornadas. En mi opinión, eso es lo mejor que tiene, por lo que hay muchos mejores toreros de la historia. Joselito y Belmonte fueron contemporáneos y rivales, y para muchos ocupan a escote ese trono. A Joselito lo llaman El rey de los toreros. Incluso algún compañero llegó a decir en su telegrama de pésame por su muerte: se acabaron los toros.

Una tarde familiar y trágica la del 16 de mayo de 1920 en Talavera de la Reina. Murió Joselito, toreando un mano a mano con su cuñado, habiendo sustituido a su hermano en el cartel y tras hacerle un brindis a la memoria de su padre.

7 comentarios en «La muerte de Joselito en Talavera fue una cosa de familia»

  1. Buenas, como curiosidad relacionada con el tema de Joselito, te dejo un enlace a unas bulerías cantadas por un joven Camarón en el que hay una letra dedicada precisamente a la muerte del torero.
    https://youtu.be/K0gw3sLpnt4
    El video entero es una delicia (Paco de Lucía lo acompaña con las palmas), pero si quieres ir directamente a la letra de Joselito está en el minuto 7:15 aprox.
    Saludos.

    1. Gracias Manuel por el vídeo. Qué bueno era Camarón que, por cierto, quiso ser torero de niño y joven. Varias veces lo contó. Había escuchado esa estrofa sobre Joselito en alguna otra bulería suya, pero no la tenía en la cabeza.

  2. Bailaor no debió ser grande, pero la comparación de pesos que aparece en el post (260 frente a 600) no es correcta por varios motivos. Los 260 kilos de Bailaor son en canal, mientras que los 600 que dices de los toros actuales ( pocos llegan a esos pesos salvo en plazas de primera y excepcionalmente) son en vivo.

    1. Gracias Val por el apunte, ya lo he corregido en la entrada. Efectivamente no son comparables los pesos en canal y vivo. De hecho, 260kg se me hacía muy poco, pero…

    1. Cierto. De hecho la plaza de toros de Las Ventas fue un proyecto de Joselito que no pudo ver concluido.

      Si no me falla la memoria se trataría de la plaza de toros de la carretera de Aragón.

    2. Mil gracias Antonio, tienes razón. Era la plaza de Madrid pero todavía no eran Las Ventas. Como bien dices, la primera corrida allí fue en 1931, aunque no se había acabado. La inauguración oficial fue en 1934.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.