El último mensaje alemán capturado por Bletchley Park

El último mensaje alemán capturado por Bletchley Park

Bletchey Park era el lugar en el que los aliados, durante la Segunda Guerra Mundial, descrifraban los mensajes cifrados alemanes, principalmente. Hace unos días, el GCHQ (Government Communications Headquarters), la entidad británica heredera de aquellas labores criptográficas, hizo público por primera vez el último mensaje alemán capturado por Bletchley Park, al final de la Segunda Guerra Mundial.

El último mensaje alemán capturado por Bletchley Park parece sacado de un guion de película

Bletchley Park eran un lugar, donde miles de personas trabajaban en capturar, descrifrar y analizar las comunicaciones alemanas. También tenía centros de escucha, puntos donde se espiaban las comunicaciones, fuera del propio complejo.

El 7 de mayo de 1945 los británicos capturaron un mensaje transmitido por lo que quedaba de una red de comunicaciones de la Luftwaffe, el ejército del aire alemán. Desde un pueblo cerca de Hamburgo y del mar del Norte, a las 7:35am, se radió una comunicación que fue recogida también en una estación de escucha británica en Buckinghamshire.

El mensaje, que en realidad fueron dos, fue el último mensaje alemán capturado por Bletchley Park y lo cierto es que es un mensaje interesante, que no quedaría mal en un guion. La inmensa mayoría de los mensajes que se capturaban y descifraban eran básicamente información militar, sin más historia. En este caso en concreto había un aspecto humano. Los dos mensajes enviados consecutivamente eran:

Tropas británicas entraron Cuxhaven a las 14:00 el 6 de mayo – desde ahora todo el tráfico de radio cesará – deseándoles todo lo mejor. Teniente Kundel.

Poco después, el último mensaje alemán capturado por Bletchley Park durante la Segunda Guerra Mundial:

Cerrando para siempre – les deseo lo mejor – Adiós.

Es un mensaje que casi es una historia completa. Uno se imagina al teniente Kundel derrotado lanzando este mensaje por radio sabiendo que ya estaba todo perdido. Después de aquello, las radios alemanas se apagaron. Ese último Auf Wiedersehen lo pueden ver claramente en la imagen del principio de la entrada, que es la transcripción del mensaje y las notas de Bletchley Park.

El último mensaje de la Red Brown se envió desde Cuxhaven

Estos mensajes fueron capturados en la Red Brown, una red de comunicaciones que se había puesto en marcha en 1944 principalmente para controlar las nuevas armas experimentales alemanas. Eran 5 estaciones que iban desde Viena al Báltico. Con el avance de la guerra la localización de las estaciones había ido cambiando a medida que red menguaba. En los días previos a aquel último mensaje, había ya pocas respuestas de otras estaciones.

El 7 de mayo, el control de Cuxhaven ya no obtenía respuesta a sus mensajes de ninguna otra estación. Pocos días antes, el 4 de mayo, un soldado alemán desde la costa de Dinamarca pedía cigarros de repuesto a través de la Red Brown. La respuesta que obtuvo fue: no hay cigarros aquí.

En mi libro Historia de la criptografía pueden leer lo que se hizo en Bletchley Park y mucho más sobre la guerra criptográfica en la Segunda Guerra Mundial: el trabajo de los polacos antes de la propia guerra, la máquina Enigma, los códigos japoneses, el funcionamiento de los servicios de criptografía alemanes…

3 thoughts on “El último mensaje alemán capturado por Bletchley Park

  1. Auf wiedersehen es hasta más ver. En este caso, sería auf wiederhören, que sería hasta más oír, que es lo que se dicen los alemanes por teléfono.

    1. Gracias por la aclaración. ¿Se usa en alemán con el mismo sentido que en español adiós o con el de «hasta más ver»? Por saber qué es más correcto.

      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.