John Dillinger, el enemigo público que murió dos veces

John Dillinger, el enemigo público que murió dos veces

John Herbert Dillinger es un personaje tan popular que es aun hoy un icono, el enemigo público número uno. Ha protagonizado películas, libros y todo tipo de historias, y lo cierto es que su vida es una historia en sí misma. Este gánster, que nació en 1903 y murió en 1934, era famoso por sus robos y por escabullirse de la policía, aunque pasó mucho tiempo preso. Fue famoso ya en su momento, como Bonnie y Clyde, y llegó a cambiarse el rostro en una operación quirúrgica. Entonces fue cuando John Dillinger, el enemigo público que murió dos veces, burló a la muerte de verdad por primera y última vez.

Aunque murió joven, tuvo tiempo de cometer muchos crímenes, algunos tan llamativos como robar armas asaltando comisarías de policía. Su cara, como decíamos, era tan conocida por culpa de los periódicos, que en 1934 tomó la determinación de cambiársela. Así también daría esquinazo al FBI, que lo perseguía tenazmente. Tanto es así que poco antes había sido herido en la pierna por un disparo, en un encontronazo con la ley.

John Dillinger, el enemigo público que murió dos veces, tuvo dos caras, literalmente

Encargó a dos médicos, Wilhelm Loeser y Harold Bernard Cassidy, que le cambiaran la cara. Pagó 5.000 dólares por ello, pero el resultado no le satisfizo, ya que cuando vio su nuevo rostro comentó que esperaba un mayor cambio del que habían conseguido. Le habían quitado un poco de volumen, alguna cicatriz y le habían eliminado el hoyuelo del mentón que se aprecia bien en la foto superior. Además, le habían borrado las huellas dactilares con productos químicos.

Durante la operación las cosas no fueron bien y Dillinger estuvo a punto de morir. Casi podríamos decir que estuvo muerto. Cassidy, uno de los médicos, le administró demasiada cantidad de éter para anestesiarle y el gánster se puso azul y dejó de respirar. Cuando se dieron de cuenta de esto, Cassidy y otros dos tipos, cómplices de Dillinger, que estaban en la sala, corrieron a buscar a Loeser, que estaba lavando el instrumental.

La nueva vida de Dillinger no le duró mucho, apenas dos meses

Consiguieron reanimarle y traerlo de vuelta a la vida. Esto ocurrió el 28 de mayo de 1934. Pocas semanas después, Dillinger estaba en Chicago, viviendo con nombre falso, son su nueva cara y con una mujer que no conocía su verdadera identidad. En cualquier caso, seguía siendo el hombre más buscado, el enemigo público número uno. El 22 de julio de aquel año, cuando llevaba escasamente dos meses con su nueva cara, Dillinger fue al cine con su chica y una amiga de esta.

Había sido delatado y el FBI lo esperaba a la salida. Le dispararon en la calle y murió al momento, ya que entre las balas que le alcanzaron, una le dio en la cabeza. Moría el gánster y el mito se hacía aún más grande. Un hombre que había vivido dos veces, parafraseando el título de la película de James Bond. Precisamente el mundo del cine ha contado su historia varias veces, entre ellas, en la película de 2009 Enemigos públicos, donde Johnny Deep era Dillinger y Christian Bale era Melvin Purvis, el agente que acabó con su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.