Quedarse en cuadro

No pocas veces he contado en Curistoria cómo algún mando u oficial se ha jugado la vida, incluso la ha perdido, poniendo su cuerpo en primera línea de fuego. Pero, no nos engañemos, es habitual que los mandos estén alejados, relativamente, de la línea de fuego. Es más, posiblemente sea lo más lógico y la mejor forma de actuar en una batalla, estoy seguro de ello. Cuando hay mala suerte y el enemigo arrasa una posición o a todo un ejército, este se queda en cuadro, literalmente.

Ese, amigos, es el origen del dicho «quedarse en cuadro». Según la RAE, este dicho indica que una familia ha quedado reducida a un grupo reducido de miembros o que una persona ha perdido gran parte de su familia o su fortuna. La tercera explicación que muestra la RAE es la que se aplica a un cuerpo militar: «estar, o quedarse, sin tropa, conservando [únicamente] sus jefes, oficiales, sargentos y cabos«. Esta última explicación es literal y es la que da origen real al dicho.

Un cuadro, además de otras muchas cosas, es el conjunto de mandos de un ejército. También se aplica al mundo empresarial, pero en el caso militar es más claro. Cuando en una batalla las cuestiones no van bien y todos los efectivos de combate, los soldados rasos, que están en primera línea, son eliminados, quedan únicamente los mandos, el cuadro, que se salvan por no estar en dicha primera línea. Y ese ejército, por tanto, se queda en cuadro.

Fuente: El porqué de los dichos, de José María Iribarren

2 thoughts on “Quedarse en cuadro

  1. Hoy el dicho se ha deformado por el correr del tiempo y por la ignorancia de quien lo dice. ahora cuando alguien se sorprende por algo de forma negativa se suele decir "quedarse a cuadritos" o "me quedé de cuadritos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.