¿Qué pasa tío? Ya se decía en el siglo XVI

Parece mentira pero ese “tío” que solemos usar en nuestro lenguaje coloquial para referirnos familiarmente a otra persona ya era usado en el siglo XVI. Nos lo cuenta Pancracio Celdrán en su libro “Hablar con corrección”.

En concreto habla de un texto de Juan Rufo titulado Seiscientas Apotegmas en el que se dice:

Llamaremos, si tú quieres,
por excusarnos de nombres,
tíos a todos los hombres
y tías a las mujeres.

También cuenta el señor Celdrán cómo en el siglo XIX hay muestras del uso de ese “tío” informal, como es este caso:

Amigo mío, ya no pienso como ayer…
Para eso hay que tener cara de vaqueta, tío.

Y para acabar, un cuplé de 1918 titulado Paca la Peque, que decía:

El otro día… me dijo: oye, peque, si tu quisiera tendrías ya un taller de confección; le pregunté dónde y el tío fue y me dio un pellizco en el recibimiento.

Así que, aunque parezca moderno y hablar de jóvenes, eso del tío viene de lejos, de muy lejos.

6 thoughts on “¿Qué pasa tío? Ya se decía en el siglo XVI

  1. Hace poco lo vi en una obra de Shakespeare. Por lo que ponía la nota al pie, era una forma cariñosa de referirse a alguien, como al parecer se sigue haciendo en pueblos de Castilla o de Portugal.
    Un saludo.

  2. Ya me imaginaba yo que nuestra generación no había inventado nada nuevo, pero resulta curioso, cuanto menos, leerlo en textos más antiguos, jeje. De acuerdo con Jaramos: ¡buena indagación!

  3. Fleischman, cierto, en las zonas rurales se usan expresiones como "El tío Pascual" o "La tía Juana".
    También "La hermana Paca" o "El hermano Andrés".

    Curioso post, como siempre!

  4. Gracias a todos por los comentarios.

    Fleischman, supongo que el uso cambiaba según las zonas o las épocas.

    Alarico, es cierto que en la zonas rurales hay "tíos" y nunca se dice con desprecio.

    Gracias Cuchufletas por el dato.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.