El gasto en espías de Felipe II

Después de comentar el uso de la tinta invisible y de la escritura microscópica por parte de los servicios secretos de Felipe II, vamos a ver el enorme gasto que suponía esta red de espías e informadores y la importancia que el rey le daba a la misma. El secretario de estado inglés Francis Walsingham se gastó en espionaje en 1582 aproximadamente 750 libras, 2000 libras entre 1585 y 1588 y 1200 en 1589. Es decir, podemos concluir que libra arriba, libra abajo, el estado británico, en pugna constante con el Imperio Español, se gasto en los 6 años indicados una suma cercana a las 4000 libras. O lo que es lo mismo, unos 16000 ducados. Bernardino de Mendoza, interesante personaje de la época que fue militar, embajador y jefe de los servicios secretos en varias zonas bajo el reinado de Felipe II, estaba durante los años antes reseñados destinado como embajador español en París. Hay que dejar claro que desde este lugar se controlaban muchos agentes e informadores y que las redes de Bernardino de Mendoza eran muy extensas. Pero aún con esto y según los informes de gastos de la época, este embajador español se gastó un importe similar al británico, 16000 ducados, únicamente en un semestre. Es decir, el Imperio Español soportaba espías, informadores, agentes y operaciones por todos sus dominios y sólo un embajador (personaje cuyas mayores atribuciones iban en la dirección del espionaje) se gastaba tanto en un semestre como el gobierno británico en 6 años. Ahora pensemos en la tremenda extensión del Imperio Español y en las guerras constantes y comenzaremos a comprender claramente el porqué de los problemas financieros del reinado español.

2 thoughts on “El gasto en espías de Felipe II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.