Torturando al anestesiado, por la ciencia

August Bier
(August Bier)
En 1898 un médico alemán llamado August Bier, pionero en algunos métodos de anestesia, se dispuso a probar uno de esos nuevos métodos anestésicos de la forma más sorprendente y menos delicada posible. Su ayudante, también doctor, se prestó como cobaya de pruebas, con todas las consecuencias.

El doctor Bier comenzó por inyectar cocaína a su compañero directamente en el líquido espinal, que al fin y al cabo era lo que querían investigar. Siete minutos después se inició la sesión de pruebas, o casi de tortura. Comenzó pinchando al anestesiado con una aguja en el muslo, y como el resultado sensorial fue únicamente una ligera presión, le clavo un escalpelo en el mismo sitio. No sintió dolor. Posteriormente le apagó un cigarro, y sin queja alguna, le golpeó las espinas con un martillo, le clavó un escalpelo hasta llegar al hueso, le tiró del vello púbico y le oprimió los testículos. Todo ello sin que Hildebrandt, la cobaya humana, sintiera nada y por lo tanto emitiera quejido alguno. Para comprobar que era un efecto local, le tiró también del vello del pecho, y ahí el amigo Hildebrandt sí sufrió dolor.

Pasado el efecto de la anestesia, aproximadamente a los cuarenta y cinco minutos, ambos se fueron a celebrar el éxito con unas cuantas copas de vino. Supongo que Bier las bebía para celebrarlo y Hildebrandt para no pensar en lo que había pasado, ya que le habían cortado, torturado los testículos y martilleado las espinillas. Era mejor no pararse a pensarlo.

¿Quién tiene más mérito de los dos? La verdad es que nadie dijo que hacer avanzar la ciencia fuera algo sencillo, pero creo que a Hildebrandt no le podemos negar el compromiso con su trabajo.

Fuente: Historia de la ciencia sin los trozos aburridos, de Ian Crofton
Torturando al anestesiado, por la ciencia Torturando al anestesiado, por la ciencia Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:12:00 Rating: 5

3 comentarios:

  1. Duele solo leerlo.

    ResponderEliminar
  2. Javier13:44

    Quisiera saber si existe alguna manera de compartir "curistorias" en Facebook, dándole tan solo a una opción ("compartir", "me gusta"...). Gracias de antemano.

    Coincido con Uladh; duele solo leerlo.

    ResponderEliminar
  3. Uladh, no sólo eso, sino que además al día siguiente tendría resaca :)

    Javier, hay unos botones a la izquierda de la pantalla que permiten hacerlo. De todas formas, colocaré otros más accesibles junto a cada post, visto que hay problemas. Mil gracias por el comentario y por el interés.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.