No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos

WellingtonWellington, el famoso militar británico, fue un tipo que a pesar de no tener implicación directa en la primera línea de fuego, siempre anduvo cerca de la misma y milagrosamente nunca fue herido de gravedad. Montado en su caballo Copenhagen no pocas veces se movió entre las bombas y los disparos enemigos. Esto ya muestra una forma curiosa de afrontar la guerra y la lucha desde su rango, pero veremos más detalles a continuación.

En la batalla de Waterloo, se vio envuelto en el fuego enemigo y cuando los proyectiles levantaban la tierra a los pies de su caballo peligrosamente cerca, le comentó a los oficiales que le acompañaban: “Caballeros, estamos demasiado juntos. Es mejor que nos separemos un poco”.

Más tarde, aquella misma jornada, un oficial le pidió permiso para disparar una batería inglesa contra Napoleón y sus ayudantes, ya que los tenían dentro de su alcance. Wellington le contestó: “No, no lo permitiré. No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos”.

Fuente: Military's strangest capaigns and characters, de Tom Quinn
No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos No es labor de los comandantes el dispararse entre ellos Reviewed by Manuel Jesus Prieto Martín on 23:08:00 Rating: 5

5 comentarios:

  1. O es que era muy caballeroso con sus rivales, o un perezoso de cuarta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Guerra es guerra y si Wellington leyó "el Arte de la Guerra" de SunTzu, parece que no entendió la historia del duque de Sung (del año 638 a.C.).

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. Don Matu, creo que más bien lo primero.

    Johan, gracias a Dios SunTzu no cobra derechos... sería más que millonario :)

    ResponderEliminar
  4. A propósito de Sun Tzu quisiera hacer un comentario aprovechando una cita de Isaac Asimov en "La última respuesta":

    -Eso suena a filosofía oriental -dijo Murray-, algo que parece profundo percisamente porque carece de significado.

    Lo siento, pero "El arte de la guerra", leído con ojo crítico y sin predisposición previa al deslumbramiento, no pasa de "cuento chino".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Antropo... quizás tengas razón. O quizás lo más simple oculte las reflexiones más complejas.

    De hecho, de un modo u otro, seguro que se puede sacar una lección del libro de Sun Tzu que te de la razón :)

    Saludos.

    ResponderEliminar

>
Con la tecnología de Blogger.